Urbanismo

La noria del puerto, abocada a desaparecer del paisaje de Málaga

  • El Consejo de la Autoridad Portuaria rechaza la concesión solicitada por la promotora de la atracción y le da dos semanas para que la desmonte 

  • El Puerto defiende su traslado al Palmeral de las Sorpresas, a lo que se opone el Ayuntamiento

Vista de la noria del puerto, instalada en Muelle Heredia. Vista de la noria del puerto, instalada en Muelle Heredia.

Vista de la noria del puerto, instalada en Muelle Heredia. / Javier Albiñana (Málaga)

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria ha acabado consumando lo que ya apuntaban los informes del director del organismo y la Abogacía del Estado: la noria de Muelle Heredia tiene que ser desmontada. Para ello, una vez notificada la decisión adoptada, la promotora de la atracción, Mederyt, dispondrá de dos semanas. La determinación se produce tras rechazar casi por unanimidad de los presentes, salvo la abstención del Ayuntamiento, la concesión solicitada por la empresa, que pretendía disponer de al menos tres años más de actividad en este punto.

Conforme a lo expuesto durante la sesión de este miércoles, el Puerto se decanta como emplazamiento alternativo por la cabecera del Palmeral de las Sorpresas, opción que ya fue analizada y descartada hace años, y que cuenta, de inicio, con las objeciones del Consistorio. Las posiciones del Puerto y el Ayuntamiento pueden abocar irremediablemente a la noria a desaparecer del paisaje urbano de la capital de la Costa del Sol.

Según han explicado fuentes presentes en el consejo, el presidente del Puerto, Carlos Rubio, ha sido explícito en el sentido de descartar de plano tanto el actual emplazamiento, dada la afección sobre el futuro desarrollo del complejo de oficinas de Muelle Heredia, que se quiere activar cuanto antes, como la propuesta de instalar una noria definitiva, de 100 metros de altura, en el suelo del aparcamiento situado junto al edificio de la Autoridad Portuaria.

El Puerto rechaza la posibilidad de ubicar la atracción junto al edificio de la Autoridad Portuaria

Este proyecto, que incluiría una gran plaza de entrada al recinto, cuenta con los parabienes del equipo de gobierno del PP, que la avala desde hace años. Sin embargo, el organismo portuario se opone de manera clara al mismo, debido a la afección sobre la operativa portuaria, en particular sobre el movimiento de los autobuses que tienen como destino la estación de cruceros, y por razones de seguridad, dado que se plantea junto a la estación del melillero.

Las pegas que una y otra parte ponen a las alternativas posibles dificultan especialmente el encontrar una solución que haga posible que Mederyt siga con su actividad. Bien es cierto, que el Puerto le da la opción a plantear un proyecto en el Palmeral de las Sorpresas "más liviano", que rebaje el impacto que puede generar sobre el entorno. Al respecto, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, ya expresó días atrás su disposición a estudiar lo que se ponga sobre la mesa, aunque admitiendo el escollo que podría suponer ese espacio.

De hecho, en la sesión del consejo el representante del Ayuntamiento ha aludido precisamente a que la colocación de la noria en la cabecera del muelle 2 no parece factible, al incidir sobre el "skyline de la ciudad". La Gerencia de Urbanismo ya informó negativamente de esta localización, aduciendo un impacto visual sobre el entorno del Centro histórico y la Catedral y por los problemas de “permeabilidad” que generaría, al tratarse de un punto de acceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios