Málaga

La pandemia reduce casi un 16% el número de multas de tráfico en la provincia de Málaga

  • Algo más de la mitad de las 22.651 sanciones fueron por exceso de velocidad

  • La pérdida de puntos en el permiso de conducir fue de 66.116

Guardia Civil de Tráfico, en una imagen de archivo. Guardia Civil de Tráfico, en una imagen de archivo.

Guardia Civil de Tráfico, en una imagen de archivo. / M. H.

El número de multas impuestas el año pasado en la provincia de Málaga por infracciones de tráfico desciende de manera apreciable. Y, como en la práctica totalidad de sectores, el Covid tiene mucho que ver. Porque tras esta variación a la baja no parece estar tanto un comportamiento más adecuado por parte de los conductores malagueños como la evidente reducción de las intensidades registradas en las carreteras como consecuencia de las restricciones a la movilidad aplicadas desde el inicio de la pandemia.

Esta realidad queda confirmada por los datos aportados a este periódico por la Subdelegación del Gobierno en Málaga y recabados de la Jefatura Provincial de Tráfico. De acuerdo con estas fuentes oficiales, a lo largo del ejercicio pasado el número de sanciones interpuestas fue de 22.651, un 15,67% menos que en 2019. Siendo relevante la caída observada, se trata de un porcentaje alejado de la reducción de tráfico registrada el año pasado, que fue del 30%. 

Como consecuencia de la aplicación de las mismas, los conductores afectados perdieron un total de 66.116 puntos en sus carnés de conducir. Un valor que también desciende respecto al periodo anterior. En concreto, según la información aportada, el reducción fue del 21,41%.

Analizando los por qué de la mayor parte de las sanciones impuestas, el exceso de velocidad aparece como la causa predominante. En concreto, infringir los límites marcados provocó la interposición de 11.664 sanciones (conllevaron una pérdida de 26.840 puntos). O lo que es lo mismo, más de la mitad del total de la provincia. De manera precisa, la cifra equivale al 51,5%.

Desde Tráfico, no obstante, se precisó que la inmensa mayoría de estas multas se correspondieron con infracciones graves pero de una entidad menor, ya que provocaron la retirada de dos puntos del permiso de conducir. En este apartado de multas, que incluyen el pago de 300 euros, se incluyen 10.263 de las sanciones (88%). A estas le siguen aquellas que causaron a pérdida de 4 puntos (400 euros de multa), con 1.046. Las muy graves, con seis puntos menos y una penalización de 600 euros, fueron las menos. En concreto, 355.

Sirva para contextualizar que estas últimas sanciones son las que se aplican, por ejemplo, a aquellos conductores que en una carretera con límite de 120 circulan a 191 kilómetros por hora o más. O a los que lo hacen a 181 o más por vías con limite a 110.

La segunda causa de denuncia fue el uso del teléfono móvil al volante, con un total de 4.442 sanciones y una pérdida total de 13.326 puntos (tres puntos por sanción). El tercer lugar corresponde al uso del cinturón de seguridad o dispositivos de retención infantil donde se alcanzaron un total de 2.181 sanciones, lo que supuso un total de 6.543 puntos detraídos.

El cuarto y quinto lugar lo ocuparon respectivamente el consumo de alcohol o drogas al volante con 1.281 y 486 sanciones respectivamente. En concreto, el consumo de alcohol al volante supuso una pérdida total de 5.898 puntos, mientras que el consumo de drogas se tradujo en una detracción de 2916 puntos. 

Desde Tráfico pusieron en valor la influencia de las restricciones a la movilidad durante la pandemia ha tenido en horario nocturno, dejándose notar un descenso aplicable en las sanciones por consumo de alcohol. En este caso la bajada fue del 65,53%, ya que en 2019 la cifra fue de 3.716. Algo que se deja notar en los puntos perdidos por los conductores multados, que pasaron de 16.902 en 2019 a 5.898 el año pasado.

La incidencia del Covid se dejó notar igualmente sobre el número de accidentes registrados en el mapa provincial el pasado ejercicio, así como en el número de víctimas. El balance realizado al cierre de la anualidad subrayaba un descenso en el número de muertos, 28 frente a 35, así como en la cifra de heridos que tuvieron que ser hospitalizados como consecuencia de siniestros. De los 63 de 2019 se pasó a 52 el año pasado.

La información recogía, además, cómo se produjeron los accidentes mortales. De todos ellos, once personas perdieron la vida por la colisión del vehículo en marcha (20 en 2019), otros nueve lo hicieron por la colisión del vehículo con un obstáculo en la calzada (4 en 2019), tres por atropello, uno por salida de vía, otro por el vuelco del vehículo y los restantes tres por otros motivos.

En cuanto a las principales causas, resaltó la conducción distraída, con un 60% de los casos, seguida de la velocidad inadecuada, con un 28%, y la irrupción de un peatón en la calzada, con un 12%. Otro de los valores medidos en este balance es el de la edad de las víctimas. La mayoría, 7, tenía entre 35 y 44 años. De acuerdo con la información oficial, los datos de 2020 pueden compararse con los de 2015 y 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios