Entrevista. Pedro Moreno Brenes. Nuevo Secretario General del Pleno del Ayuntamiento de Málaga

“Nadie puede tener ni un gramo de suspicacia con los informes que haga”

  • Moreno Brenes, que fue candidato a alcalde y portavoz de IU, toma hoy posesión en su nuevo cargo

Pedro Moreno Brenes, ayer en la Universidad horas antes de ser nombrado en su nuevo puesto. Pedro Moreno Brenes, ayer en la Universidad horas antes de ser nombrado en su nuevo puesto.

Pedro Moreno Brenes, ayer en la Universidad horas antes de ser nombrado en su nuevo puesto. / Javier Albiñana (Málaga)

Pedro Moreno Brenes es un viejo conocido en el Ayuntamiento de Málaga, donde fue candidato a alcalde y portavoz de IU durante seis años.

Tras dejar la política y volver a dar clases en la universidad, hoy regresa al Consistorio para tomar posesión como nuevo secretario general del Pleno tras la jubilación de Venancio Gutiérrez.

–¿Qué cree que pensará el alcalde, Francisco de la Torre, cuando le vea sentado al lado?

–Voy a cumplir lo mejor que sepa y pueda mis funciones, que un secretario las tiene claras: dar fe pública y el asesoramiento legal para que la gestión municipal del Pleno se articule de forma legal. Tengo la convicción de que va a haber una comunicación absoluta y muchas ganas de hacer las cosas bien. Por imperativo constitucional se impone la máxima objetividad y la voy a tener como no puede ser de otra manera.

–Con De la Torre se llevaba usted bien, al menos que se sepa.

–Sí. Estuve seis años en el que era difícil un día en el que no coincidiéramos en algún acto o reunión. Tenemos un conocimiento y un respeto mutuo bastante intenso y cada uno estará en su papel. Hemos tenido siempre una relación muy cordial que estoy convencido que seguiremos manteniendo.

"Francisco de la Torre y yo tenemos un conocimiento y un respeto mutuo bastante intenso y cada uno estará en su papel"

–Entiendo que le hace ilusión volver al Ayuntamiento.

–Sí. Cuando me despedí ya dije que tenía claro que no iba a ser alcalde de Málaga, lo había intentado dos veces y fue un orgullo. Son etapas en la vida. Compaginé mi trabajo en el Ayuntamiento con las clases en la universidad, a costa de mi salud, y pasé a dedicarme exclusivamente a la universidad donde estaba más tranquilo. Pero se quedó vacante la plaza de secretario general del pleno, soy funcionario del cuerpo de secretarios de categoría superior, tengo un currículo profesional y la legislación establece que, mientras se proceda a la cobertura definitiva de ese puesto, hay un nombramiento provisional y la Junta de Andalucía me ha nombrado a mí.

Pedro Moreno Brenes, ayer en su último día en la universidad. Pedro Moreno Brenes, ayer en su último día en la universidad.

Pedro Moreno Brenes, ayer en su último día en la universidad. / Javier Albiñana (Málaga)

–¿Cuánto tiempo de interinidad tendrá?

–Es un procedimiento complejo porque es un cuerpo estatal, tiene que haber una publicación en el BOJA, en el BOE, analizar los currículos de todos los funcionarios que concurran... Yo voy a concurrir también a ese proceso cuando llegue el momento poniendo sobre la mesa mi trayectoria profesional y decidirá el órgano competente.

–¿Cree que puede haber algún recelo en el PP o Ciudadanos al haber sido usted militante activo de IU?

–Lo primero que hice cuando recibí el nombramiento provisional fue llamar al alcalde, que además es presidente del pleno, y a todos los portavoces de los grupos municipales. No hay suspicacias de ningún tipo, al contrario. He visto mucho cariño y mucha receptividad. Nadie puede tener ni un gramo de suspicacia de que en un informe mío se vaya a tener en cuenta nada que no se ajuste a la legalidad.

–Le nombran hoy a las 9:00. ¿Qué es lo primero que va a hacer?

–Hay un pleno la semana que viene y tengo que enterarme de los puntos que van y los informes que haya que hacer.

"Málaga no tiene nada que ver con la Marbella de Gil. Lo de Gil era delincuencia común y se veía derecho penal”

–Habrá tensión política con la oposición y dentro del propio equipo de gobierno, como se ha visto en el asunto de Juan Cassá, pero nunca será como la que vivió en el ayuntamiento de Marbella como secretario con Jesús Gil.

–Es una cosa muy curiosa. Hace justo 30 años, en agosto de 1990, me estrenaba como secretario en Marbella con 26 años. Al año siguiente ganó Gil. Y ahora empiezo en Málaga, es muy simbólico para mí. Evidentemente Málaga no tiene nada que ver con Marbella. Lo de Gil era delincuencia común, pura y dura. Me tocó a mí y creo que cumplí con mi obligación. En Málaga veremos derecho administrativo y en Marbella era derecho penal.

–¿Qué perspectiva tiene?

–En el momento en que esto deje de divertirme intelectualmente y de motivarme pediré el reingreso en la universidad. Desde el punto de vista humano es un reto muy bonito porque estamos hablando de ser secretario del sexto ayuntamiento de España y además es el de mi ciudad. Vengo con mucha ilusión, tengo la ventaja de que conozco prácticamente a todo el mundo y la puerta de la Secretaría va a estar abierta a todos los concejales para lo que necesiten.

–Ha sido concejal, ahora secretario general del Pleno. Solo le falta volver a intentar ser alcalde. Todavía está a tiempo.

–De eso ya tengo la certeza de que no. No me puedo quejar. Mi familia está bien y profesionalmente he hecho muchas cosas. Ser alcalde me hacía mucha ilusión en su momento y lo intenté dos veces. Fue un periodo muy intenso porque fueron casi seis años en los que salía de mi casa a las ocho de la mañana y volvía a las diez de la noche, incluyendo los fines de semana. Pero no me arrepiento ni un ápice. La vida da muchas vueltas, no sé dónde estaré dentro de un año o dos y mi objetivo es ser feliz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios