Tiroteo en Málaga "Escuchamos 20 disparos y nos refugiamos en la entrada de la casa"

  • Vecinos de Palma-Palmilla califican de "bárbaro" el tiroteo que se cobró la vida de un hombre de 74 años cuando estaba en su vivienda

  • "Era fácil que entrara un disparo por la ventana", recalcan

Despliegue policial en La Palmilla tras el tiroteo mortal

Despliegue policial en La Palmilla tras el tiroteo mortal / M. G.

Es el principal tema de conversación entre los vecinos de Palma-Palmilla, que ya advertían, dicen, que las continuas refriegas con armas de fuego entre clanes dedicados, supuestamente, al tráfico de drogas, acabarían de forma trágica. Y así ha sido. El sonido de las balas hizo saltar de nuevo las alarmas este miércoles por la noche entre los residentes del entorno de calle Ebro, donde un hombre que se encontraba en su vivienda murió tras recibir un impacto. "Escuchamos 20 disparos y nos refugiamos en la entrada de la casa, donde no había paredes", explica una mujer. Su temor era que pudiera entrar "fácilmente un disparo". Y de ahí que cerraran todas las ventanas. 

La familia había terminado de cenar. Los niños descansaban en el salón, mientras que los padres se ocupaban de limpiar la cocina cuando se vieron sorprendidos por las numerosas ráfagas. Vivieron, recuerda esta vecina, una situación "bárbara", que ya "esperaban" después de varios incidentes previos protagonizados por los supuestos implicados. "Ya no se matan entre ellos, acaban sin miramientos", apostilla.

Una bala perdida alcanzó a la víctima, que según la investigación pudo asomarse a la ventana alertado por los tiros. La víctima, de 74 años, era un "vecino de toda la vida del barrio". "Se le veía siempre sacar a su perro. Teníamos mucho trato con él", asegura.

La Policía desplegó un amplio dispositivo en la zona y no tardó en practicar las primeras detenciones en relación con lo ocurrido. Por el momento, son seis los arrestados por su supuesta implicación en el tiroteo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios