Málaga C.F.

Chavarría-Rahmani, la sociedad del Málaga que burla a los contrarios en francés

  • "Esperemos que me pueda seguir dando regalitos", dijo el argentino

  • Estuvo en Área Malaguista y explicó por qué celebró su reciente gol a lo Mbappé

Las fotos del Sabadell-Málaga CF Las fotos del Sabadell-Málaga CF

Las fotos del Sabadell-Málaga CF / La Otra Foto

En el Málaga ya hay oficialmente una nueva sociedad. La forman Pablo Chavarría y Yanis Rahmani, como ejecutor y asistente respectivamente. Ambos cocinaron sendos goles, clásicos, de centro y cabeceo, en Zaragoza y Sabadell. En ambos el conjunto blanquiazul logró la victoria. Este dúo se entiende a la perfección, tanto es así que aprovechan que ambos dominan el francés para hacer del idioma una herramienta con la que comunicarse y burlar las defensas rivales.

Lo confesó en Área Malaguista, el programa monográfico del conjunto que emite los lunes 101 Televisión, el propio delantero: "Es el segundo que me da. Como él habla francés, nos comunicamos así. Es un chico que trabaja mucho para el equipo y que lo está haciendo muy bien, esperemos que me pueda seguir dando esos regalitos. Cuando sabemos que en el otro equipo no hay jugadores que hablen francés, lo hacemos. Es más fácil para comunicarnos porque ellos no nos pueden entender".

Chavarría, además, celebró el gol de una manera muy especial, imitando a una gran figura mundial. "Mi hijo es fanático de Mbappé. Aunque nació en Bélgica se crio en Francia. Después de su cumpleaños me pidió que hiciera ese festejo y le dije que lo haría. En Mallorca fue imposible porque íbamos perdiendo, hice el 1-2 pero teníamos que empatar. Así que le dije que en el próximo partido que marcase un gol se lo dedicaría. La deuda está saldada, pero todas las semanas pueden surgir nuevas cosas", relató el punta, destapando parte de su lado más humano.

Cuando era niño soñaba con imitar a sus ídolos. Uno de ellos fue el Manteca Martínez, a quien venera. "Desde muy chico miraba los vídeos de los jugadores que me gustaban, mi papá me compraba las cintas de los goleadores del año. Uno de ellos era Manteca Martínez, un uruguayo que jugaba en Boca. Siempre me gustó celebrarlos con la gente, pero ahora es imposible, así que hago lo que me sale en el momento".

Con la actual progresión, acabaría la temporada con 12 goles, una cifra nada desdeñable. "No me pongo objetivos a largo plazo, voy partido a partido. Además de hacer goles me gusta mucho asistir. Me pongo igual de contento si le soy útil al equipo tanto asistiendo como marcando", aseguró el delantero blanquiazul, que no firma ninguna cifra a día de hoy.

Lo que sí firmó fue un contrato de una temporada. "Firmé hasta junio. Tengo la opción automática de continuar en caso de ascenso. De todas formas se puede hablar en junio de acuerdo a cómo sea mi rendimiento y lo que quiera el club también. Por mi parte me siento a gusto, se puede hablar más adelante", dijo Chavarría, muy a gusto en la ciudad y en el club, tanto que ya desliza que si el Málaga se quedase un año más en Segunda, no le importaría continuar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios