Málaga C.F.

Discípulo del ‘Manteca’ Martínez

  • Pablo Chavarría reconoce que el punta uruguayo es su ídolo desde pequeño y que el Málaga se interesó para ficharle hace un par de temporadas

Pablo Chavarría, en el partido contra el Mallorca. Pablo Chavarría, en el partido contra el Mallorca.

Pablo Chavarría, en el partido contra el Mallorca. / L.O.F.

Cuenta Sergio Manteca Martínez que el primer día en Boca Juniors el profe Herrera –ayudante de Óscar Tabárez– le dijo, “Mantequita, ve a la báscula”. Y ahí se quedó con el mote que traía de su etapa uruguaya, cuando en una sesión de masajes siendo joven le medio bautizaron con el apodo con el que ha pasado a la historia. Es uno de los goleadores históricos de Boca (87 goles), le marcó al brasileño Taffarel el último penalti de la tanda final que le dio la Copa América 1995 a Uruguay, y creó escuela como delantero móvil, astuto y definidor que tiene su eco en el Málaga actual: Pablo Chavarría.

El punta de los blanquiazules apenas tenía cuatro años cuando Martínez llego a Argentina en 1992 (estuvo hasta el 1997), pero reconoce que su padre le consiguió sus vídeos y que el punta era su referencia de niño. "Lo miraba mucho, era mi ídolo de chico", reconoció en los micrófonos de Canal Sur Radio en los que también habló de su llegada al equipo costasoleño: "Tuve posibilidades de ir a otros equipos, desde un primer momento quise venir acá por lo que representa Málaga, es un club muy grande. Hace dos años tuve la posibilidad de venir pero el club donde estaba en Francia pedía una transferencia muy alta y no se pudo dar. Cuando surgió el interés no lo dudé, le dije a mi representante que quería venir aquí. Por suerte se dio todo y pude venir".

El punta ahondó en las conversaciones de hace un par de veranos: "Mi representante estuvo reunido con la gente de aquí, me quisieron traer, venía de hacer un torneo muy bueno en Francia, con 14 goles, me quedaba un año de contrato y aunque no sé bien la cifra, pedían una cifra bastante alta para mi transferencia y por eso se dificultó todo".

Ahora, Chavarría tiene un contrato con los malaguistas por una temporada que se prorrogará en caso de ascenso, pero el delantero reconoce estar a gusto en la capital de la Costa del Sol : "Si acá están a gusto y yo también lo estoy, se podría hablar en junio en caso de no ascender porque me siento muy cómodo".

El cordobés dio sus impresiones sobre Pellicer: "Es una persona muy calma, muy tranquila, da confianza a todos los jugadores, lo sentí desde un primer momento, sin ningún tipo de presión y eso lo hace todo más fácil", y añadió sobre su gol y su paso por le Mallorca: "El gol da confianza. En Mallorca estuve un año, tuve pocas oportunidades, en diez días en Málaga había hecho más minutos que en todo un año en Mallorca, es fundamental para un jugador tener confianza, aquí la tengo, la siento de mis compañeros y del cuerpo técnico y la gente del club. Queda lo más fácil que es jugar, estoy muy contento aquí".

El punta se dispuso contento y adaptado a la ciudad y habló sobre la nueva plantilla del Málaga: "Es la primera vez que llego y hay tantos nuevos, es la verdad. En otros equipos, como máximo me tocó seis o siete nuevos. Es algo nuevo, pero nos adaptamos bien. Hay un grupo nuevo, con juveniles que tienen muchas ganas de aprender y escuchan mucho, también hay gente con experiencia. Tenemos un grupo bárbaro. Venimos de dos derrotas seguidas y tenemos mucho margen de mejora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios