Horario y previa del Sporting de Gijón - Málaga CF Tras el horizonte (19:30)

  • El Málaga dejaría encarrilada la permanencia si gana al Sporting de Gijón pero no puede relajarse porque hay rivales apretando

  • Pellicer, con múltiples opciones para su alineación

Hicham, justo antes de su gol al Dépor. Hicham, justo antes de su gol al Dépor.

Hicham, justo antes de su gol al Dépor. / javier albiñana

Tras el horizonte de Gijón puede que el Málaga divise Ítaca por fin. Ganar al Sporting de Gijón traería consigo casi la tranquilidad después del curso más accidentado de los últimos años y que a su vez es el más decisivo por todo lo que rodea a la entidad. Pero la historia se escribe después, no antes, y esa es la tarea del conjunto blanquiazul.

A estas alturas no valen los discursos, es todo matemáticas. Lugo y Numancia jugaron antes. El cuadro gallegó empató en casa con el Girona. El cuadro soriano ganó y se pone con 47 puntos y mete en serios problemas a la Ponferradina, que sigue estancado en 48, los mismos que el Deportivo, que perdió en Riazor con el Extremadura, que descendió igualmente. Más allá de estos resultados, al Málaga le deberían bastar con un par de puntos atendiendo a las estadísticas históricas. De hecho, sólo una vez bajó un equipo con 49 puntos desde que hay play off de ascenso. Pero no puede confiarse.

Djukic destaca la capacidad defensiva del Málaga, el único equipo que ha encajado menos que el Sporting. “Es un muy buen conjunto, defensivamente poderoso. Muy duro, muy difícil de hacerle goles. Sus partidos son de pocos goles, nos espera un partido durísimo. Hay que trabajar los 90 minutos, no perder la paciencia. Es un partido de ajedrez, tácticamente hay que estar bien posicionado, no perder la compostura ni la paciencia”, desarrolla el entrenador, que en alguna ocasión estuvo en la órbita del conjunto blanquiazul.

Ciertamente el Málaga se la jugó desde Lugo a construir unos cimientos sólidos desde donde crecer. La apuesta de Pellicer ha terminado frutos pese a algunas dudas. El sistema por encima de los nombres donde canteranos como Juande o Ismael Casas han dado un paso al frente cuando más falta hacía. El de Linares se ganó un nuevo contrato profesional hasta 2023.

Se notó en este tiempo post-COVID la falta de Luis Hernández, que regresa a una convocatoria y regala elogios a sus compañeros: “El equipo se ha organizado desde la defensa y a partir de ahí ha crecido, ha jugado bien y ha generado ocasiones en todos los partidos para hacer goles. El buen momento del equipo se debe, en mucha medida, al buen hacer en el trabajo defensivo”.

Se multiplican las opciones para Pellicer, que tiene a un Luis Muñoz con más recorrido y recupera a Keidi Bare y Diego González. De cualquier manera, la diferencia la marca salir tan ordenado, intenso y solidario como ante los gallegos.

El que seguro estará en la alineación del Málaga es Armando Sadiku. El máximo goleador blanquiazul (13) se ha propuesto llegar al menos a los 15 goles en los partidos que restan para que dé comienzo la temporada. al equipo, hablando precisamente de la cuestión ofensiva, le falta un mayor acierto en las acciones a balón parado. Lo comentó Pellicer el miércoles en rueda de prensa.

Así llega el Sporting de Gijón

El Sporting, por su parte, encara este encuentro con las bajas de Aitor García, que fue expulsado la jornada anterior ante el Albacete y Carmona, que tendrá que cumplir un partido de suspensión por ver la quinta amarilla. Eso puede provocar que el canterano Gaspar esté de inicio, aunque habrá algún cambio más en su once. Sí llegaron a tiempo el exmalaguista Molinero y Pablo Pérez, que ante el Alba tuvieron que ser sustituidos por problemas físicos. Parece que ambos llegan a tiempo, aunque tendrá que calibrar los riesgos Djukic, que no renuncia a nada. Pese a ello, sería incomprensible que superasen en hambre a un Málaga que aspira al cruzar el horizonte, aunque no sea matemático.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios