Fichajes Málaga CF Joaquín Muñoz, otra opción malagueña abierta para completar la plantilla

  • El extremo, que pertenece al Huesca, puede salir cedido tras la llegada de Ontiveros

  • Antoñín también quiere venir tras confirmarle el Granada que debería salir, pero económicamente es una operación dífícil de culminar

Joaquín Muñoz, en un partido con el Huesca. Joaquín Muñoz, en un partido con el Huesca.

Joaquín Muñoz, en un partido con el Huesca.

Se van cerrando huecos en la plantilla del Málaga y habrá el espacio definitivo en las próximas horas cuando se ejecute el ERE por el que quedarán libres ocho jugadores (Rolón, Boulahroud, Luis Hernández, Juanpi, Diego González, Cecchini, Dani Pacheco y Renato Santos) después de indemnización. Con el anuncio oficial de Jairo y el inminente del central venezolano Josua Mejía, cedido por el Leganés, más el acuerdo con Lombán para salir del ERE a cambio de una rebaja de sueldo y una firma hasta 2022 y el vínculo próximo pactado con Luis Muñoz, que será oficial cuando se consumen los despidos, quedaría una plaza más contando con la idea de que Juande sea jugador profesional con ficha de primer equipo. Él firmó hasta 2023 con el compromiso de tener dorsal del 1 al 25.

Y hay dos vías malagueñas abiertas para completar la plantilla, sin descartar que una pieza valiosa que se pudiera poner a tiro pudiera convertirla en terna. El Málaga tenía pactado un acuerdo con Mamadou Sylla, jugador hispanosenegalés que debía rescindir su contrato con el Genk. Pero se ha decidido explorar otras vías una vez salió la opción de Chavarría. Una, de la que ya se ha hablado, es la del regreso de Antoñín, que en febrero fue fichado por el Granada desde Martiricos en un momento de máxima necesidad económica, aunque es bastante complicada desde el punto de vista económico. Tras varios meses allí, en los que ha debutado con la selección española sub 21 y en los que ha marcado en Primera y ha tenido minutos, Diego Martínez le ha aconsejado que salga para tener minutos. Varios clubes top de Segunda, como Rayo Vallecano, Girona o Zaragoza, le quieren y tienen mejor disponibilidad económica que el Málaga, aunque el jugador tiene claro que Málaga es su prioridad. Aunque con Sá, Caye Quintana y Chavarría hay jugadores para la zona de arriba, Antoñín puede desenvolverse en banda. Partiendo desde la izquierda es como empezó a hacerse hueco. Pero, como se decía, es más difícil porque otros clubes pueden asumir más parte de la ficha del palmillero.

Un jugador de banda más puro es Joaquín Muñoz (21 años), que puede salir del Huesca tras la llegada otro malagueño, Javi Ontiveros, cedido desde el Villarreal, y venir a Málaga, como informó el periodista Ángel García Álvarez. Ha intervenido Muñoz en los primeros partidos en Primera, pero ve con buenos ojos regresar a Málaga desde donde salió a la cantera del Atlético de Madrid. Por cierto, que en tierras oscenses puede acabar también otro malagueño, Francisco Portillo, que milita en el Getafe y desde hace unos meses no cuenta demasiado para Bordalás.

Criado desde alevines en el Puerto Malagueño, señero club de cantera de la capital (Francis y Junior, ahora en el Betis y el Barcelona, fueron otros de los últimos jugadores que han pegado el salto a profesional), Joaquín fue reclutado por el Atlético de Madrid tras un espectacular año cadete en el que el fue subcampeón de Andalucía tras caer en la final con el Sevilla. Entrenaba a aquel equipo Álex Acejo, que después completara con el Málaga aquel año magnífico en la Copa del Rey con el San Félix de juveniles, con Isma Casas y Ramón, y ahora en el Sevilla en el Grupo IV de la División de Honor juvenil. Con él se fue su hermano Rafa, que jugó tres temporadas en el filial rojiblanco, donde fue capitán, y que regresó más tarde al Marbella.

Joaquín es un extremo que puede jugar por las dos bandas. De 1.72 metros, es muy técnico en espacios cortos y alta facilidad de desborde. Su tramo final de temporada con el Atlético, con el que fue protagonista en el título de Copa juvenil con recitales ante Barcelona, Athletic y Madrid en la final, le terminaron de poner en el escaparate, antes de debutar con Simeone en el primer equipo. Acababa contrato, renovó por el Atlético pero se marchó al Huesca y, tras no jugar demasiado, le cedió al Mirandés, con el que tuvo minutos en la segunda vuelta de LaLiga Smartbank pasada, con 15 partidos, un gol y una asistencia. Ahora ha participado en los primeros partidos de la temporada en Primera con el cuadro oscense (38 minutos entre los tres partidos), pero la llegada de Ontiveros le cierra teóricamente el paso para tener minutaje. Ya el año pasado anduvo muy cerca de cerrar su llegada al Málaga. Vuelve a estar en el radar.

Yanis, Jairo y Hicham son los jugadores de banda más puros de los que dispone Pellicer, aunque también puede partir desde ahí, como hizo el pasado sábado, Cristian Rodríguez. Joaquín Muñoz daría otra alternativa más. Es una opción abierta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios