Málaga CF Coronavirus | Plan para el mercado de fichajes Preparado para el peor escenario

  • La dirección deportiva sabe que la crisis del coronavirus y la propia realidad económica de la entidad puede llevarle a un mercado muy restringido

  • Hay planes orientados a varias situaciones y Segunda B se convierte en foco principal

Manolo Gaspar, Capote y Viberti, en las gradas de La Rosaleda. Manolo Gaspar, Capote y Viberti, en las gradas de La Rosaleda.

Manolo Gaspar, Capote y Viberti, en las gradas de La Rosaleda. / Javier Albiñana

Ante la incertidumbre, trabajo y más trabajo. El estajanovismo está instalado en la dirección deportiva del Málaga, que no ha bajado un ápice su estudio minucioso del mercado. Un mercado incierto, como todo lo que rodea al fútbol en estos momentos, como a la población en general, azotados todos por la pandemia del coronavirus COVID-19. Eso, mezclado en una coctelera con la delicadísima situación financiera del club, deja un panorama en el que cualquier escenario es posible y empujaría a la entidad a tener que desenvolverse en unos márgenes muy restringidos. Pero eso ya se contempla.

Todo esto significa que Manolo Gaspar y su equipo orientan gran parte de sus esfuerzos en tener un plan preparado con el corsé financiero más apretado posible. Eso obliga a convertir la Segunda División B en un caladero en el que encontrar piezas que encajen en el Málaga tanto en lo deportivo como en lo monetario.Los pilares básicos de La Cueva, Manolo Gaspar, Francisco Capote y Martín Viberti continúan su labor en casa. A falta de carretera, van acumulando horas de vídeo, de informes y de intercambio de impresiones.

Los cuatro grupos de la categoría de bronce son importantes, aunque no se pierden de vista otras ligas interesantes ni lo que pueda dar Segunda División, donde este mercado de invierno se han realizado operaciones interesantes. Lo que sí están claras son las líneas rojas y hay consultas a LaLiga para evitar dirigir esfuerzos en fichajes que no encajarían de ningún modo en los parámetros de equilibrio financiero que marca la patronal.

Tampoco se puede olvidar que el Málaga debe sufrir una reestructuración a todas las escalas muy profunda, eso aplicado a lo deportivo significa que mantener ciertos salarios se escapa a la realidad. Muchos futbolistas tendrán que salir este verano salvo giro radical e inesperado en el club. De cualquier modo, toca seguir esperando para ver qué decisiones se toman en las altas esferas del fútbol. Todo está condicionado. Pero el Málaga se anticipa a lo que pueda suceder y se prepara para ser más eficaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios