Málaga C.F. La Rosaleda comienza su puesta a punto para la próxima temporada

  • Los trabajos de remodelación del césped se iniciaron este lunes y se estima que se prolonguen unas ocho o nueve semanas

La Rosaleda, al acabar un partido. La Rosaleda, al acabar un partido.

La Rosaleda, al acabar un partido. / Javier Albiñana

La Rosaleda vivió ayer su último partido de la temporada. No jugaba el Málaga, sino un Castellón-Cornellá que determinaba el último ascenso de Segunda B a la categoría dónde competirá de nuevo el conjunto blanquiazul esta próxima campaña. Así, el estadio malaguista echó el cierre a una larga y dura temporada y comienza su remodelación de cara al curso que viene, el 20/21.

Viene siendo habitual que tras echar el telón se lleva a cabo los cambios pertinentes del tapete de La Rosaleda, aunque este año a consecuencia del Covid-19 se ha demorado algo más. Este lunes comenzaron en el estadio las primeras tareas con respecto al verde. El cambio progresivo de césped raygrass a bermuda, o lo que es lo mismo pasar de la semilla de verano a la de invierno, aprovechando que la competición no comenzará hasta mediados de septiembre.  

Tras iniciar este proceso ya en el Anexo la pasada semana, hoy era el turno del césped de La Rosaleda. Primero se lleva a cabo el escarificado y aireado del actual raygrass con el fin de debilitarlo y que la bermuda agarre con fuerza y salga como acostumbra.

Es algo ya habitual de cada temporada, aunque este año se está llevando a cabo más tarde, debido al retraso competitivo y a la disputa de los play off de ascenso que han tenido lugar en la provincia. El club estima que estas labores pueden concluir en unas ocho o nueve semanas, por lo que el césped de La Rosaleda no estaría lista hasta la tercera o cuarta semana de septiembre.

Esto podría conllevar que el inicio de LaLiga choque con la puesta a punto del césped, generando confrontación. El Desmarque ya deslizó que el club está haciendo gestiones con la patronal para jugar las primeras jornadas como visitante, permitiendo que el verde de La Rosaleda crezca con normalidad y se adecue sin exigencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios