Málaga CF La ampliación de capital se podría estudiar a finales de septiembre

  • Si se cumplen los tiempos, es la fecha en la que se oficiaría la Junta General de Accionistas

  • El embargo de las acciones de Al-Thani la desbloquearía, algo que seduce al club por las posibilidades que abriría

Un panfleto con el rostro de Al-Thani tachado en una baranda de La Rosaleda. Un panfleto con el rostro de Al-Thani tachado en una baranda de La Rosaleda.

Un panfleto con el rostro de Al-Thani tachado en una baranda de La Rosaleda. / EFE

El último auto del Juzgado de Instrucción número 14 de la Audiencia Provincial es uno de los pasos que debía dar la justicia próximamente que más esperaban en el seno del actual Málaga y su accionariado –BlueBay y la Asociación de Pequeños Accionistas–, ya que puede arrojar algo de luz y esperanza a la situación económica de la entidad.

Cinco días tiene la familia Al-Thani para elegir qué bienes les embarga la jueza que lleva el caso. Las fuentes consultadas señalan que éste no tomará partida en estos cinco días y que concluido este plazo, dispondrán a embargar las acciones que le restan (el 51% del 97% que tenía; el 49% restante son ya propiedad de BlueBay) así como una serie de vehículos de alta gama propiedad de la familia que aún continúan en suelo español.

Esto quizá no se dé hasta la segunda semana de agosto, la que inicia el día 10. Será posiblemente a partir de ese día cuando la jueza lleve a cabo el embargo de los bienes mencionados. Esta maniobra, esperada por el club, es escollo que frenaba al admistrador judicial José María Muñoz para fijar la fecha de la Junta General de Accionistas, la primera sin presencia de los Al-Thani y la que tendrá como uno de los puntos del día la ampliación de capital.

Si los tiempos fluyen con lo esperado, cuando se produzca el embargo se podría poner fecha y hora a la Junta General de Accionistas que, como ha de ser convocada con un mes de antelación, sería fijada para finales de septiemebre en el mejor de los casos.

La ampliación de capital podría suponer un punto de inflexión en la economía del club, dando cabida a nuevos inversores que inyecten liquidez a las maltrechas arcas del club. En cualquier caso, esto no sucederá hasta dentro de unos dos meses. Antes, las finanzas deben fluir sin tener en cuenta las buenas nuevas que puede traer el otoño a La Rosaleda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios