Málaga CF Algunos brotes verdes

  • Pese a no puntuar en Gijón, el Málaga se trajó varias sensaciones positivas

  • Los extremos, Yanis y Joaquín, recuperaron su profundidad y peligro

  • Jozabed pide sitio en la medular

  • En los últimos tres partidos, el Málaga produjo más que sus tres adversarios

Joaquín se lamenta tras una falta pitada en contra. Joaquín se lamenta tras una falta pitada en contra.

Joaquín se lamenta tras una falta pitada en contra. / L.O.F.

No hay discusión alguna con que la racha del Málaga CF preocupa. Una victoria de los últimos nueve partidos y solo seis puntos de los 27 que estuvieron en juega avivan la sensación de cierto descontrol, de que algo falla. Al igual que los números no mienten en la tabla, tampoco lo hacen en las estadísticas particulares, en aquellas que trascienden más allá de un resultado y tres, uno o cero puntos.

En Gijón el equipo regresó de vacío. Al final de la temporada, lo único visible y palpable del partido ante el Sporting será que el equipo no puntuó pero tras unas pocas horas y un pequeño revisado se pueden extraer brotes verdes tanto de este partido como de los dos anteriores. Fue sobre todo en este último donde se vio una conducta renovada del equipo, ese empeño, trabajo y exigencia física que llevó al límite a unos asturianos que en lo único que fue superior fue en efectividad. 

Una de las mejores noticias que arrojó el partido fue la aportación de los dos extremos, Yanis y Joaquín. Tras la derrota ante la Ponferradina, donde ambos fueron titulares, Pellicer optó por mover los costados en ambos encuentros. De hecho, Joaquín no volvió a la titularidad hasta este partido. Su suplencia resultó efectiva, ante el Sporting el malagueño fue el mejor de los blanquiazules, pura verticalidad y desequilibrio. No paró de encarar y buscar el área con centros.

El inicio fulgurante de Yanis también se vino abajo en las últimas semanas y en El Molinón se vio de nuevo a ese jugador afilado y que rozó el gol con un gran disparo desde la frontal. Ambos jugadores parecen reactivados, con cierto refresco e ímpetu por seguir siendo indiscutible tanto por la derecha como por la izquierda. 

Jozabed fue otro de los jugadores que aprovechó su oportunidad. Las bajas de Luis Muñoz y Ramón, más la suplencia de Cristian, dieron sitio al sevillano que hizo pareja con Escassi en el medio. El talento del aún jugador del Celta de Vigo es incuestionable, así como su claridad en el pase y su capacidad de dirigir el juego. Falló solo cuatro de los 24 pases que intentó en un partido en el que la velocidad y las continuas transiciones invitaban al error. 

El Málaga lo intentó mucho más que el Sporting, con nueve disparos por los cinco efectuados por los asturianos. Efectividad aparte, el Málaga sí está demostrando llegar arriba con motivos y efectivos. Ya ante el Zaragoza, con otra derrota (1-2), fue superior a su rival con 14 disparos por los cinco maños; también ante el Alcorcón (0-1), seis tiros por los cinco locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios