Málaga CF El Málaga levanta el muro

  • Los blanquiazules suman seis partidos consecutivos sin perder en Liga y han encajado solo dos goles en los últimos cinco

  • Un triunfo y cinco empates ensalzan la sobriedad defensiva

Munir atrapa un balón en el Málaga-Tenerife. Munir atrapa un balón en el Málaga-Tenerife.

Munir atrapa un balón en el Málaga-Tenerife. / Javier Albiñana

El Málaga sacó otro punto a domicilio en el Carlos Tartiere, el tercero consecutivo en esta Liga Smartbank. El equipo encarrila ya seis partidos sin conocer la derrota (la última el 17 de noviembre por la mínima ante el Alcorcón en Santo Domingo), aunque la mayoría de estos acabaron con la igualdad en el marcador (5), sumando solo el triunfo cosechado en La Rosaleda ante el Tenerife (2-0).

Es una senda positiva la del grupo de Víctor Sánchez del Amo, del que saca más aspectos positivos que coinciden con esta racha. El equipo, tras aquel entretenido 3-3 ante el Elche en Martiricos, atraviesa una serie de encuentros en los que ha echado el cerrojo atrás. En los últimos cinco partidos, los blanquiazules solo han encajado dos goles: el postrero al igual que excelso tanto de Pita de libre directo para el Lugo (1-1) y que logró Sangalli para el Oviedo gracias al césped o el despiste de Munir (1-1). Antes, dejaron el arco a cero ante Numancia, Tenerife y Extremadura.

Pese a que la zaga ha sido uno de los puestos con mayores rotaciones, ya sea por lesiones, sanciones o decisiones técnicas, Víctor ha ido tocando constantemente la línea de cuatro trasera, la retaguardia. Si bien es cierto que el dúo de lateral viene estando asentado en los últimos meses, con Mikel Villanueva por la izquierda –jugador en alza– y Cifu por la derecha, la pareja centrales sí es rotada con más asiduidad.

Luis Hernández, Lombán, Diego González y Luis Muñoz, cuatro jugadores para dos puestos y minutos repartidos. Está por ver con qué pareja se decanta Víctor en un futuro cuando disponga del cuarteto al completo. Luis parece tener garantizado el puesto –por méritos propios– y Lombán estaba siendo su habitual pareja de baile hasta su lesión, Diego el tercero en cuestión y Luis Muñoz la alternativa. Los cuatro parecen asentados en la idea defensiva del equipo a esta altura del campeonato liguero.

Munir está completando una temporada a un nivel regular con respecto a la pasada. Obviando el tanto encajado este domingo, al marroquí no se le recuerdan errores de bulto y siempre deja alguna parada de mérito que hace sumar.

La concentración del equipo, ha medida que la exigencia de resultados y puntos ha ido siendo mayor, está creciendo. Víctor ha incidido en ello en varias ocasiones, en limitar los errores, en conceder el mínimo al rival. La consigna cala y los fallos se están limitando aunque el equipo esté siendo muy penalizado cuando los da –véanse los últimos dos partidos con los goles de Pita y Sangalli–.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios