Málaga C.F.

Nasser Al-Thani también deja Málaga y Shaheen se queda al mando

  • El vicepresidente, que andaba en su exilio particular en Benahavís, regresa a Catar

Nasser Al-Thani, detrás de su padre en el palco de La Rosaleda. Nasser Al-Thani, detrás de su padre en el palco de La Rosaleda.

Nasser Al-Thani, detrás de su padre en el palco de La Rosaleda. / Marilú Báez

Mientras Abdullah Al-Thani da la llave del club a Richard Shaheen, flamante director general, el último representante de la familia catarí que quedaba por la Costa del Sol también se marcha. Se trata de Nasser Al-Thani, que andaba recluido en su residencia de Benahavís. El vicepresidente y CEO del Málaga se marchó a Catar, por lo que no hay nadie en tierras malagueñas por encima del norteamericano.

Nasser Al-Thani era el único que no se había marchado de Málaga de todos los miembros de la familia. Sin embargo no se dejaba ver en actos públicos o relacionados con el club a excepción de aquel viaje a Madrid que hizo junto a Jofre para reunirse con LaLiga, a quien se presentó el famoso pero opaco plan de viabilidad. De hecho, exiliado en su mansión, se le recomendó que no acudiese a La Rosaleda.

El vicepresidente blanquiazul, conviene recordar, tiene un elevado sueldo que abona el Málaga tanto a él como a sus hermanos Rakan y Nayef (miembros todos del consejo de administración del club de Martiricos). La remuneración de los hijos del presidente cuesta alrededor de 1.5 millones de euros a las arcas blanquiazules. Por no hablar de los préstamos concedidos a los Al-Thani.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios