Córdoba-Málaga CF Rafa Navarro se presenta hablando de "final"

  • El nuevo entrenador del Córdoba, próximo rival del Málaga, llega con las ideas claras

  • "Quiero un equipo aguerrido y sin miedo a perder", advierte

Rafa Berges y Rafa Navarro, en la presentación del nuevo técnico del Córdoba. Rafa Berges y Rafa Navarro, en la presentación del nuevo técnico del Córdoba.

Rafa Berges y Rafa Navarro, en la presentación del nuevo técnico del Córdoba. / Jordi Vidal (Málaga)

El Córdoba está en plena catarsis. El club blanquiverde decidió prescindir de Curro Torres y ponerse en manos de Rafa Navarro. El nuevo entrenador fue presentado ayer de manera oficial. Tiene la misión de salvar al equipo cordobés y se estrena esta sábado en el Nuevo Arcángel (18:00 horas) contra el Málaga.

“He visto a la plantilla con la preocupación lógica de verse en esos puestos, pero con la confianza de que lo vamos a sacar; la he visto convencida de que vamos a sacar este barco a flote y yo el primero, cada partido es una final y el primero es el sábado, ellos lo saben”, advierte Navarro.

El cambio más significativo es que pasaremos a jugar con cuatro defensas, que es más entendible para los jugadores, y en función de los partidos jugaremos en otros dibujos, también en función del rival y los resultados, pero vamos a cambiar”, sostiene el nuevo técnico cordobesista, que enseña a Muñiz por dónde pueden ir los tiros este sábado.

Las señas de identidad que imagina Rafa Navarro van también en la línea de la categoría: “Quiero que se vea un equipo más aguerrido, que gane las segundas jugadas, sin miedo a perder, porque si vas con miedo lo más lógico es perder, que sean ellos mismos... Estoy convencido de que las cosas van cambiar porque hay equipos peores que el Córdoba”.

En su rueda de prensa de presentación, Navarro se acordó de alguien que estuvo en el Málaga y dejó huella: “He tenido varios entrenadores que me han marcado. Caparrós, cuando ascendimos con el Recreativo, y Tolo Plaza, que me marcó muchísimo porque era directo y claro, y lo que quieren los jugadores son personas así, que no los engañen nunca”.

Su diagnóstico del Córdoba muestra que le preocupa la fragilidad: “Nos hacen mucho daño con muy poco, vamos a mejorar aspectos en defensa, estar más juntos, no ser un equipo tan largo, trabajar en aspectos defensivos que hay que mejorar... pero con la predisposición de los jugadores vamos a sacar esto adelante”.

Evidentemente, alguien que asume un reto así es porque cree en sus opciones: “No soy un loco, si viera que es imposible no estaría aquí sentado. Hay que trabajarlo y nos falta enganchar un par de victorias para acercarnos, pero no veo ninguna locura porque en tres partidos puedes estar ahí porque son seis puntos”.

Se espera un partido intenso y eso se extenderá a las gradas. “A la afición no se le puede decir nada. En los peores momentos han estado ahí y este lo es. Creo que van a responder, saben lo que nos jugamos y lo que nos espera si no conseguimos el objetivo, y creo que va a estar con nosotros. Creo que nos vamos a salvar en el penúltimo partido”, asevera Navarro, que lanza un mensaje a los suyos: “Miro a todo el mundo por igual. Les he dicho que todos parten de cero y que donde me tienen que demostrar en el verde, que no engaña; las malas caras no tienen sentido y los minutos se ganan en el campo de juego. Son profesionales y se les paga por entrenar, jugar es un premio si lo decide el entrenador”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios