Resultado y crónica del Málaga CF - Barcelona de Copa de Campeones La gloria tendrá que esperar (0-1)

  • El Málaga cae eliminado de la Copa de Campeones tras perder con el Barcelona

Fotos: Barcelona - Málaga CF de la Copa de Campeones

Fotos: Barcelona - Málaga CF de la Copa de Campeones / rfef/m.h.

Es posible que este Málaga sea actualmente el mejor equipo juvenil de España, pero no tendrá el título de la Copa de Campeones para demostrarlo. Cayó por la mínima ante el Barcelona, que dio una lección que puede marcar pero que también se parece a las cicatrices que el fútbol depara a la gran mayoría de estas promesas. No es el final del camino, ni mucho menos, es el principio para casi todos. Aquí o allá. Quizás también para Nacho Pérez, con quien se empezará a hablar justo ahora que se terminó la competición.

El Málaga es un equipo con personalidad. Lo ha demostrado toda la temporada. Tiene temperamento y trata bien el balón. Jugando prácticamente en casa, quiso mandar desde el principio. Tomó el balón y miró a los ojos al Barcelona sin ningún tipo de complejo.

Los culés sabían qué tipo de rival tenía enfrente y supo protegerse y soltar algún golpe. Así llegó su primer tanto, de penalti tras un córner a los 14 minutos de partido. Rico ejecutó la pena máxima, clara para algunos e inexistente para otros. Parece que Larrubia derriba al adversario. Anduvo cerca de detenerla Santos, que la rozó.

El Barcelona, ya con la tranquilidad que daba la ventaja, templó el partido y minimizó riesgos, evitando especialmente cualquier conato de contra. Echaba de menos al lesionado Haitam, lo que restó imaginación y recursos al ataque blanquiazul, cuyos mediapuntas no conseguían dañar apenas al firme cuadro catalán.Si algo ha caracterizado al equipo de Nacho esta temporada es su capacidad de sufrimiento y su fe. Necesitaba, sin embargo, algún estímulo. Regresaron los mismos once pero con otro aire. Guichard perdonó de cabeza con todo a favor en el 47’.

Buscaron los de Nacho la portería con insistencia, acumulando llegadas y aproximaciones, pero sin el punch necesario. El técnico movió ficha para seguir intentando dar la vuelta al partido. Larrubia trató de cocinar algo desde la derecha y Loren, al que apenas se había visto, amenazara a Coke, que evitó el tanto del pichichi.

El Barça no exponía absolutamente nada, muy lejos de la celebérrima fama de La Masía del fútbol exquisito. Más competitivo que brillante, renunciando al balón y atacar salvo acciones aisladas que pudieran producirse. Cuando se estiró un poco, casi obró el segundo con un tiro al poste de Ilias.

Fue agotando los cambios Nacho, con el equipo volcado en ataque y rondando la portería rival sin concretar. Demasiadas imprecisiones. No pudo ser, se agotó el tiempo, al que el Barcelona le dio pequeños bocados con mucho oficio, y el Málaga no pudo romper la penúltima pared. La gloria tendrá que esperar.

El primer finalista fue el Deportivo de La Coruña, que venció al Real Madrid en la primera semifinal de esta Copa de Campeones que se disputará el domingo a partir de las 12:00 horas en el mismo campo de Marbella Football Center. El cuadro coruñés hizo valer el tanto que logró en el minuto 43 Fito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios