Resultado y crónica del Málaga CF - Real Zaragoza Puñalada al alma (0-1)

  • Un buen Málaga cae ante el Zaragoza en la recta final de un partido vibrante

  • El conjunto blanquiazul se condenó en una mala acción defensiva de Luis Hernández y Munir

Juanpi Añor, en una acción del Málaga-Zaragoza. Juanpi Añor, en una acción del Málaga-Zaragoza.

Juanpi Añor, en una acción del Málaga-Zaragoza. / Marilú Báez

Al Málaga le han dado una puñalada en toda su alma, le han hecho un siete en donde más fuerte se venía sintiendo, en el espíritu. No se la han dado sólo al equipo, más acostumbrado a estos reveses que la gente de a pie. Este pescozón dejará un morado en la afición, que se había acomodado en una nube particular. Quién sabe si no es una gran lección a partir de la cual crecer. Segunda es así y el equipo lo sabe porque lleva dos años viviendo citas como la del Zaragoza. Unas veces ganó, otras perdió. Unas veces empató y supo a gloria, otras dejó regusto amargo. En seis días, el Huesca. Redención o temblores.

Fue significativo el once del Málaga. La ausencia del mismo de Keidi Bare habla bien de la situación que atraviesa el equipo. Durante meses, el centrocampista albanés fue el pulmón y sostén del equipo. Ahora el contexto ha experimentado tal transformación que no sólo no es imprescindible sino que aún no ha encontrado su sitio en la maquinaria de Pellicer.

Desde luego hay que reconocer que el Málaga que ahora se ve en LaLiga SmartBank no tiene complejos. Es identificable ante cualquier rival, aunque sea uno al alza como el Zaragoza, cuya alineación y banquillo alimentan la idea de que es más que firme candidato a ser uno de los tres que suban a Primera.

Aun así, el Zaragoza –a gusto dejando la responsabilidad al contrario– avisó antes y con más fiereza que el Málaga. Luis Suárez, Puado y Soro necesitaron muy poco para retar a la zaga y probar a Munir. Pese a ello, a los puntos venció el cuadro blanquiazul. Faltó puntería, sobre todo a un muy activo Juanpi y a Adrián. Los de Pellicer acosaron a los maños, principalmente a base de saques de esquina y saques de banda de Luis Hernández. Hasta acudió al VAR el colegiado al filo del descanso.

Con la misma energía regresó el Málaga del vestuario. Hasta marcó al fin, pero en fuera de juego previo, por lo que fue anulado. Siguió insistiendo, pero también el Zaragoza recordó que sabe de qué va la Segunda División con una contra de la que Soro casi extrae petróleo. Luego llegaron dos más y los aragoneses tomaron algo de control del partido, a lo que Pellicer respondió quitando al condicionado Luis Muñoz por Keidi Bare.

Tras el desconcierto las piezas regresaron a su sitio. La Rosaleda comenzó a apretar porque era evidente que las fuerzas comenzaban a flaquear en ambas trincheras. El desgaste provocó desorden en parcelas antes perfectamente cosidas de ambos conjuntos. Y ahí sacó petróleo el Zaragoza. Después de varias llegadas peligrosas del Málaga, un mal despeje de Luis Hernández y una salida a ninguna parte de Munir ayudaron a los maños a llevarse los tres puntos.

Murió el Málaga en el área rival, con Munir de nueve y viendo cómo la pelota pasaba por sus narices en la desesperada acción final. Mató la derrota parte de sus ensoñaciones húmedas de remontada en la clasificación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios