Resultado y crónica del Málaga CF - UD Melilla Hicham da el primer triunfo de la pretemporada al Málaga (1-0)

  • Bajo un ritmo lento, los dos onces de Víctor, teórico titular y suplente, presentaron batalla al Melilla

Hicham y Okazaki celebran el gol ante el Melilla.

Hicham y Okazaki celebran el gol ante el Melilla. / Juan Roldán

El Málaga sumó su primer triunfo esta temporada ante la UD Melilla gracias a un tanto de Hicham en un partido con un ritmo muy lento pero donde quedaron patentes las líneas maestras de Víctor Sánchez del Amo de cara a la pretemporada que se avecina: dos onces, el titular y el suplente, pero con una misma idea futbolística.

El entrenador blanquiazul aprovechó la entidad de su rival, un conjunto sólido en la categoría de bronce, para probar a su Plan B. El once inicial que dibujó el técnico tuvo a cinco canteranos con ficha del filial: Juande, Cristo, Hicham, Ramón e Iván Jaime. Junto a ellos debutó en esta pretemporada Munir y estuvieron Iván, Luis Muñoz, Rolón, Pachecho y Okazaki. En el banco se dejó, a excepción del guardameta, los que pueden saltar de inicio ante el Racing de Santander el próximo sábado 17 en El Sardinero (20:00).

Pese a ser la segunda línea, las pautas que sigue el equipo son las mismas: clara idea de salida de balón, con la pelota jugada desde el portero, buscando profundidad por los costados. Buenas maneras siguen mostrando los jóvenes. Ramón e Iván Jaime volvieron a sumar puntos en un hipotético centro del campo.

Hicham sigue dejando tintes del extremo que puede ser y de lo que puede aportar a Víctor esta temporada, siempre eléctrico y vertical. Suyo fue el tanto del 1-0 pasado el primer cuarto de hora, tras la asistencia de un Shinji Okazaki que firmó sus mejores minutos con la blanquiazul. El japonés se dejó ver con más frecuencia, cayendo a recibir y conectando más con sus compañeros. El nipón atrapó un balón en el área, escondió la bola lo suficiente para revolverse y descargar para el marroquí, que controlaba a un par de metros de la línea de gol y definía cómodo ante la salida del meta Parra.

No fue un ritmo alto de juego el que presentaron Málaga y Melilla en Benahavís. Algo que no cambió en exceso tras el descanso. El carrusel de cambios se extendió hasta el primer cuarto de hora del segundo periodo. Al 60’, Víctor ya había mudado la piel a los suyos. Excepto Cristo, que disputó los 90 minutos en el carril zurdo, saltaron diez nuevos hombres: Kellyan, Cifu, Lombán, Diego, Mula, Boulahroud, Keidi Bare, Ontiveros, Adrián y Hugo.

Sin Renato Santos, que se cayó finalmente por fatiga, el marbellí, aún en discordia por su traspaso al Villareal, fue el agitador en Benahavís. Suyas fueran las acciones más peligrosas, sobre todo con un libre directo que atrapó el meta. Un disparo de media distancia de Keidi Bare, otro de Boulahroud y poco más. Queda en claro que en la mente de Víctor está la posibilidad de que Hugo tenga hacer como delantero centro en Santander. Al chico ya se le está haciendo el cuerpo...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios