Málaga C.F.

Málaga se vuelca en la final de la Copa de la Reina

Maldonado, Rubiales, Imbroda y De la Torre. Maldonado, Rubiales, Imbroda y De la Torre.

Maldonado, Rubiales, Imbroda y De la Torre. / @malaga

La puesta de largo del partido por el título de la Copa de la Reina 2019-20, que FC Barcelona y EDF Logroño disputarán en La Rosaleda de Málaga el 13 de febrero, supuso este jueves el pistoletazo de salida en la preparación de una final inédita, un duelo de máximo nivel que pretende seguir potenciando el fútbol femenino.

Esta final, que ha sido presentada en la sede del Instituto Andaluz del Deporte en la capital malagueña, se jugará a puerta cerrada por la crisis sanitaria por el coronavirus, en la primera ocasión que el estadio de La Rosaleda albergará un partido femenino, y estaba fijada para el pasado 31 de mayo, pero fue aplazada debido a la pandemia.

Será la primera final para el EDF Logroño, que pugnará por su primer título después de apear al Espanyol, al Betis y por penaltis al Athletic Club, y la novena para el FC Barcelona, que superó a Sporting Huelva, Abanca y Sevilla, y buscará en Málaga el triplete tras proclamarse campeón de la liga y la supercopa de esa pasada campaña.

A la presentación del partido, con un horario aún por cerrar y que transmitirá la RTVE, asistieron el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, el consejero andaluz de Educación y Deporte, Javier Imbroda, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, entre otras autoridades, junto con representantes de los clubes finalistas.

Rubiales alabó la labor y el compromiso conjunto de las instituciones públicas para trabajar con la Federación y destacó que ellas han sido "el eje vertebrador de los acuerdos de la RFEF con Andalucía para que la región pase a seer un referente en la celebración de eventos de fútbol de máximo nivel".

"Estamos en una situación compleja, pero han salido adelante el noventa por ciento de los partidos. Suerte a ambos finalistas. El FC Barcelona siempre suma y lo que ha hecho el EDF Logroño es espectacular; sois un club referente, sabéis que la empresa no es fácil, pero estoy convencido de que se lo vais a poner difícil", aseguró.

Por su parte, el consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía dio las gracias a las federaciones Española y Andaluza por "traer esta Copa a Málaga" y por "la confianza depositada en Andalucía en tiempos complejos como éstos", aunque indicó que "la pandemia no va a conseguir paralizar" actividades como ésta.

"Un evento de este nivel es una ventana al mundo, el partido será visto en el mundo, aunque echamos de menos a la afición en las gradas. Cuando esto pase, nosotros habremos dado un paso adelante", aseveró Imbroda, que recordó, además, que el primer equipo andaluz que ganó la Copa de la Reina fue el Atlético Málaga -actual Málaga CF Femenino- en 1998.

El presidente del EDF Logroño, Iván Antoñanzas, expresó su felicidad por disputar la final, un logro que calificó como "un premio para las jugadoras, el club, la ciudad y la Comunidad", pues son "un club joven" y ya cuando ascendieron a Primera pensaron que habían "alcanzado el techo".

Xavier Riero, coordinador del FC Barcelona femenino, vigente campeón de Liga y con 16 títulos nacionales en total, destacó que este deporte "es imparable a todos los niveles" y confió en que "se vea un buen partido" ante un EDF Logroño al que felicitó "por lo que están haciendo".

También intervino, entre otras autoridades, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien subrayó que le "alegra muchísimo que la ciudad quede unida a esta final de fútbol femenino", con la que también quieren hacer "un homenaje a todas las jugadoras en España", ya que hay que "seguir haciendo un esfuerzo por apoyar el trabajo de las mujeres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios