Málaga C.F.

Tres meses de orfandad

  • El Málaga no gana en casa desde el 22 de octubre

  • Es el tercero que más encaja en la categoría y el segundo que menos suma como equipo local

La plantilla malaguista, en el calentamiento antes del partido contra el Zaragoza. La plantilla malaguista, en el calentamiento antes del partido contra el Zaragoza.

La plantilla malaguista, en el calentamiento antes del partido contra el Zaragoza. / marilú báez

Demasiado tiempo, una estación del año entera, nueve partidos como locales y más de tres meses sin ganar en su estadio. La visita del Zaragoza a La Rosaleda volvió a servir para que el equipo blanquiazul ahondase en su principal déficit durante esta temporada: las victorias como local. El Málaga recibió un par de goles que no pudo remontar y aunque se mantiene a siete puntos de las posiciones de descenso, algunos de los parámetros que el conjunto malacitano firma son de los más necesitados de Segunda.

Este fin de semana, el equipo de Pellicer visitará al Sporting de Gijón. Los asturianos fueron los últimos en perder en la avenida de Martiricos (1-0, el 22 de octubre de 2021) y desde entonces, nueve envites como equipo local en los que el Málaga ha rascado cuatro empates (Mirandés, Lugo, Logroñés y Oviedo) y cinco derrotas (Espanyol, Leganés, Cartagena, Ponferradina y Zaragoza).

Sólo el Sabadell registra menos puntos como local que los malaguistas (diez de los catalanes por 11 de los andaluces) y mientras el buen rendimiento como visitante (tercero que más suma de la categoría en este aspecto) mantiene al Málaga en la zona tranquila de la clasificación, el rendimiento defensivo del equipo como local sigue dejando que desear. Al Málaga le han marcado 15 goles en su estadio, los mismo que como locales han recibido Logroñés y Cartagena, uno más que el Alcorcón, conjunto más goleado en su campo de Segunda. Lejos de los cinco goles que encaja el mejor equipo de la categoría en el capítulo de goles encajados como local: el Lugo, que sólo ha recibido cinco goles en su estadio.

Estas cifras reflejan la falta de acierto y tranquilidad en el juego del equipo malaguista como local y contrastan con los registros del equipo como visitante: cuarto que más anota y quinto que más recibe. En la primera temporada entera sin público por las restricciones por la Covid-19, el renovado Málaga es el que más sufre en la categoría. Y eso que la mayoría de efectivos del plantel no conoce el aliento de La Rosaleda jugando como locales. Una situación extraña.

Más allá de alimentar el trauma, tras el partido Sergio Pellicer asumía el déficit de puntos y miraba hacia delante. El problema se minimiza sin la hinchada en las gradas de Martiricos, sumar de tres en tres es la principal preocupación para el entrenador que quiere avanzar en la tabla para salir del bache de juego que está sufriendo el Málaga. Reactivarse desde la defensa parece una opción plausible. En el ámbito de goles encajados, las cifras no difieren mucho: 16 goles recibidos en 12 partidos como visitante y 15 en 12 envites en La Rosaleda. Es la única constante que se mantiene en el rendimiento malaguista. Eso sí, el equipo demuestra sacar mejores rentas como visitante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios