Málaga C.F.

Pellicer pide más comunicación a LaLiga y analiza la situación actual del Málaga

  • El entrenador reconoce la dificultad de la situación: "Aquí todos queremos competir"

  • "Será una trituradora y hay que ser valientes"

  • Sobre su llegada: "Tengo una opinión personal, pero hablar ahora no nos servirá de nada"

Sergio Pellicer da instrucciones en el entrenamiento de ayer en La Rosaleda. Sergio Pellicer da instrucciones en el entrenamiento de ayer en La Rosaleda.

Sergio Pellicer da instrucciones en el entrenamiento de ayer en La Rosaleda. / LaLiga

En entrenador del Málaga, Sergio Pellicer ha hablado largo y tendido en la Ser sobre la situación actual del equipo blanquiazul y de la competición en general. El preparador ha lanzado un discurso conciliador pero ambicioso: "Cada día nos cambian situaciones, no sabemos qué puede ocurrir. Estoy contento con el rendimiento de los jugadores. Tenemos objetivos técnicos, tácticos y que tengamos el mínimo de lesionados posibles", espetó sobre los entrenamientos actuales.

"Tenemos un inspector, vamos todos de la mano, cumpliendo los protocolos. Soy un recién llegado a la categoría, pero los cuerpos técnicos somos los más olvidados. No veo lógico y lo tengo que decir que nos enteremos un domingo por la noche y a veces por la prensa de que se puede entrenar con 14 jugadores. Lo único que les pido es comunicación, tenemos unos planes. No es sólo a nosotros, también a todos los cuerpos técnicos de Segunda. Esto es muy serio, queremos competir, aquí todos quieren competir, no nos hemos encontrado a jugadores con dudas como en el Cádiz. Aquí todos queremos competir. Desde LaLiga, AFE, el Gobierno, que todos vayan de la mano y hay comunicación, que se planifique pero no de un día a otro, que se dé de una manera organizada. Esto del COVID-19 nos ha cambiado a todos y es difícil, no es ninguna queja, sólo que nos gustaría que hubiese un poco más de comunicación. El día que se cambió de grupo individual a grupos de diez, el primer día trabajamos individual y en este cambio, igual. No me parece serio a las 11 ó 12 de la noche decir que ahora puedes cambiar. Entiendo todas las posturas, lo digo con el máximo respeto, pero lo digo para intentar que mejore", explicó sobre la publicación de nuevas normas en el trabajo general del equipo.

Preparación y fútbol sin público

Pellicer también habló sobre la posibilidad de que el tiempo reservado para entrenamientos con la plantilla al completo sea suficiente: "Más allá de lo que pensemos o necesitemos, las fechas son las que tenemos. Los equipos no podemos trabajar el fútbol de 11 contra 11. A todos nos gustaría tener dos o tres semanas de trabajar en grupo. Pero las fechas que dices, creo que no las tendremos. Será para todos igual, para los entrenadores, siendo egoístas, nos gustaría más tiempo, amistosos 11 contra 11....pero tenemos que ir marcando como todos los equipos y estar pendientes. Todos nos estamos jugando muchísimo".

El entrenador tiene claro que la competición va a ser muy distinta: "Pusimos música con los trabajos individuales, ahora entrenamos con grupos. Es algo inaudito, el equipo que esté mejor preparado a nivel físico y mental es el que tendrá ventaja. Son muy importantes los tres o cuatro primeros partidos. Tenemos algo claro, vemos la Bundesliga, el factor campo no existe, hay muchas victorias como visitantes, pocos empates y sólo un empate a cero. ¿Cómo se entrena? Intentando prepararlos mentalmente y a nivel físico, habrá muchos errores, faltas de concentración. La motivación es esencial y luego el público te priva a nivel táctico, físico y a nivel mental ni te digo. A veces hay equipos que van perdiendo y parecen que no tienen alma, pero no es eso, es que es un escenario totalmente nuevo. El que consiga resultados positivos al principio va a coger confianza y esa será la clave. Es un máster de aprendizaje continuo, nos jugamos mucho todos los equipos".

"Echo de menos el día a día de contacto con la gente, necesitamos el cara a cara, el poder trasladarnos, el calor de la gente. Nos ha pillado a todos por sorpresa, han pasado cosas muy graves, con muchos fallecidos. Lo suyo sería, una rueda de prensa, cara a cara, las diferencias de criterios. Hay que aclimatarse al mundo que viene en estos meses", agregó.

Nuevas normas y lesiones

En la nueva competición habrá más cambios, pero el Málaga y otros equipos esperan la posibilidad de que se permita aumentar el número de jugadores filiales sobre el terreno de juego, algo que de momento está en el alero: "Puede haber 23 jugadores. se ha comunicado, por los partidos y el nivel de implicación, necesitaremos de todos. No puede ser excusa el tema de las fichas, pero si han cambiado el reglamento, que cambien en todas las situaciones, que no hay aun número limitado de fichas en la convocatoria y se tenga claro el número de fichas no profesionales sobre el terreno de juego. Al final se ha cambiado la regla para todos, todo el año llevamos con esa situación, no puede ser excusa, hay que ser valiente. El club lo ha trasladado y Adrián, nuestro capitán también se lo ha dicho a la AFE. Vamos a ver en las próximas fechas qué pasa".

"Cuando empiece la competición será un no parar: competir, recuperar, viaje, competir. Será un no parar hay que estar muy preparados a nivel físico y mental. una trituradora para todos,pero bienvenida sea porque si jugamos , vamos adelantando cosas. El fútbol es una pasión, pero será diferente, habrá que vivirla en casa o el bar. Vamos a intentar que tengamos el mayor espectáculo posible", explicó y se mostró ambicioso pero cauto con la posibilidad de jugar del 22 julio al 2 de agosto, fechas reservadas para las eliminatorias de ascenso a Primera: "Iremos partido a partido, pensar abajo o arriba tras cada partido, no sirve. Hay que saber de dónde venimos, que nos jugamos mucho, el objetivo es estar el año que viene en esta categoría. Los jugadores y todos tenemos más, pero eso lo marcará la competición. La idea es ser valiente y ganar todos los partidos".

El atacante malagueño Dani Pacheco es uno de los tres jugadores que trabajan al margen del grupo por su lesión, Pellicer explicó lo complicado del caso: "Vamos a esperar, vamos a ver. Seremos muy cautelosos y realistas. Contra Ponferrada tuvo un pisotón, jugó, en Fuenlabrada su tuvo que infiltrar, jugó, volvió a jugar con molestias. Es una lesión embarazosa, puede correr con zapatillas, pero con las botas le molesta. A ver si podemos tenerlo más adelante. Es una lesión que necesita un buen cuidado porque es molesta y él será el que lo sienta. Lo necesitamos pero el que más sufre es el propio jugador que quiere estar con todos sus compañeros".

Llegada al primer equipo y continuidad

El entrenador de los malaguistas también fue cuestionado por su llegada al primer equipo y todo lo vivido en materia extradeportiva desde entonces: "Hace casi cinco meses desde que estoy y en todo lo de fuera tenemos un máster. Desde el momento en que accedí al cargo, primero de manera provisional, me centré solo en el fútbol. Todo lo que se traslada desde fuera no nos va a ayudar. Nos estamos jugando el futuro de todos, el futuro y la viabilidad del club en once partidos. El 11 de junio, o cuando toque, hay un partido, una nueva competición, algo nuevo para todos y no sabemos cómo vamos a llegar. Lo importante es que en el campo haya rendimiento y resultados para que nuestro futuro sea mejor".

Pellicer confirmó que su aparición en el banquillo del primer equipo era para un espacio breve de tiempo: "Hay un fútbol de despacho que es totalmente diferente, el que me interesa a mí y a los preparadores es el del campo. Nos debemos al club, la afición y a todos. Lo que nos ayudará a todos es el rendimiento en el terreno de juego. Sabemos cómo funciona esto del fútbol. Vivimos en un mundo de depredadores, sabíamos perfectamente la situación por la que la gente llegó y cómo llegamos al equipo. Tras una destitución anómala. La verdad tiene un camino, entramos para dos partidos, a partir de ahí llegaron resultados, la gente se sintió cómoda...lo mismo la gente de los despachos buscaba otra cosa. Los momentos duros, si los sabes usar bien, son el mejor motivador. Tengo una opinión personal, pero hablar ahora no nos llevará a nada. Hay que trabajar para prevenir el futuro, que es mejorar el presente. Todo lo demás, de corazón, nos quita energía y la necesitamos para entrenar, cumplir los objetivos y que lleguemos de la mejor manera ante el Huesca".

"El fútbol es así, una persona tiene que ir de frente y nosotros hemos trabajado de esa manera y vamos a seguir así. En este caso, como entrenador, nos enfocamos en los jugadores, mirar al pasado nos lleva a distracciones y al final el 12 ó 13 cuando compitamos hay 90 minutos en los que hay que jugar. Va a ser una trituradora y hay que tener la mente en esa energía", completó en los micrófonos de la Ser, Sergio Pellicer al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios