La previa del Málaga CF - Las Palmas (20:00) El día de mañana

  • El Málaga recibe a Las Palmas en La Rosaleda después de la vehemente llamada a la afición de Muñiz

  • No se esperan muchos cambios con respecto al derbi contra el Almería

Los jugadores del Málaga celebran un gol junto a Fondo Sur 1904. Los jugadores del Málaga celebran un gol junto a Fondo Sur 1904.

Los jugadores del Málaga celebran un gol junto a Fondo Sur 1904. / Marilú Báez (Málaga)

El día de mañana quizás no recuerdes casi nada de las 42 jornadas de esta Segunda División. Puede que te quede alguna vieja sensación de alegría o angustia, algún regate de Ontiveros, aquel tanto de Blanco Leschuk, la anécdota que viviste en la grada contra el Tenerife o el Córdoba. No quedará el juego. No quedarán los resultados. No quedará otra cosa que el recuerdo de si se ascendió o se perdió una ocasión única e histórica de ganar eso que no es un título pero sabe igual.

No vende otra cosa Juan Ramón Muñiz. Enemigo de la grandilocuencia, tiró el uniforme el pasado viernes para elevar el tono como pocas veces se le ha visto hacer. Le fastidian los "vende burras", cree que equivocan el camino. Él sale de las baldosas amarillas para ir por senderos sombríos pero que más allá de su aspecto, son más fiables. Para Muñiz el día de mañana se escribe en días como hoy, con el rival que toque, con la naturalidad del que va todos los días a la oficina a repetir asfixiantes rutinas.

Lamenta el asturiano que en La Rosaleda haya un ambiente de "crispación" con el equipo siempre en la zona de aspirantes. No pide fe ciega ni que le compren la idea, sólo quiere que le dejen demostrar que está en lo cierto, que conoce el modo y la manera. Recordó que el Málaga no es para él un equipo más, que fue el equipo donde comenzó a escribir una trayectoria más que decente como técnico. Recordó cómo La Rosaleda fue el sostén del Málaga en los peores momentos de su historia reciente.

El Málaga, no se puede olvidar, está situado en una posición privilegiada. No desarrolla un fútbol de faralaes, aunque tiene momentos de inspiración. Lo suyo es ser práctico y constante. Pero las cuentas no se pueden cuadrar si La Rosaleda no vuelve a ser un estadio más fuerte que las murallas de Troya. Llega Las Palmas, el primer equipo que hizo sangrar al entonces rey. Desde aquella cita en Canarias, no sobra recordar, el Málaga siempre ha estado arriba a pesar de sus altibajos. Los amarillos han cambiado de técnico y no terminan de tomarle el pulso a la competición. Para quien lo quiera coger...

Para el cuadro insular es fundamental hacer un buen papel en Martiricos, pero sobre todo, sumar los tres puntos, sentirse candidato derrotando a un candidato. El Málaga, además de sus propias necesidades, no puede volver a revivir a un conjunto herido. En Segunda también se sube dejando a rivales por el camino.

"El Málaga es un equipo que también en ciertos momentos ha mostrado dudas, al igual que nosotros, y creo que también tiene la necesidad de ser un equipo reconocible durante 90 minutos. Tengo esa sensación. El único objetivo que tiene es ascender porque tiene plantilla para eso. Puede variar de jugar 4-4-2 o 4-3-3 y darte la pelota un poco. Puede sucederte lo que nos pasó en el campo de Cádiz, que con cinco ataques te puedan hacer cuatro goles. Eso es el Málaga". Es el análisis de Paco Herrera, de los más acertados que se han leído sobre los blanquiazules en tiempo.

Precisamente los locales tienen que conseguir enamorar a los que andan con el rifle cargado en zona aliada. Igual el camino pasa por una sobria revolución táctica como ante el Almería, a pesar del desenlace.No debe cambiar mucho la alineación de aquel día, aunque el regreso de Harper y la presencia de varios refuerzos invernales hacen que se complique hasta la convocatoria (se da hoy). Habrá que ver con atención cómo utiliza Muñiz a Adrián González. El madrileño tiene el gol como cualidad innata, todo lo que sea alejarle de esa zona le perjudica a él y al equipo. La cuestión es encajar a tantos centrocampistas y extremos con un sistema de dos delanteros. Pero eso ya es cosa de Muñiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios