Previa del Málaga CF - Real Oviedo

Día de confirmación (20:00)

  • El Málaga, revitalizado tras ganar en Riazor, busca ahora su primera victoria en casa ante un Real Oviedo en dinámica positiva

  • Pacheco suple la baja de última hora de Cristo Romero

La plantilla se ejercita esta semana en el Anexo. La plantilla se ejercita esta semana en el Anexo.

La plantilla se ejercita esta semana en el Anexo. / Javier Albiñana

El Málaga puso fin en Riazor a 64 días sin conocer la victoria. Del Racing al Deportivo fueron diez jornadas de derrotas y empates, de "casi", de "ojalá". Ahora es turno del sí, de la confirmación. Y para ello el equipo de Víctor Sánchez del Amo recibe hoy (20:00, #Vamos) a un equipo ya metido en dinámica como el Real Oviedo, una piedra de toque sensacional si se consigue al fin ese ansiado primer triunfo ante La Rosaleda.

Cinco partidos sin perder encadena el conjunto asturiano, que sirve de ejemplo a seguir. Eso sí, por mucho que el Málaga quiera ir por su camino, hay una diferencia sustancial. En Martiricos se ha dado continuidad y confianza absoluta a Víctor. Al margen de los resultados, su conexión con la plantilla y conocimiento de la cruda realidad blanquiazul le validan. Nadie puede pensar en pulsar un botón rojo que al otro lado del país, en el Carlos Tartiere, se presionó apenas en el mes de septiembre para prescindir de Sergio Egea.

En su lugar llegó al primer equipo un hombre de la casa como Javi Rozada. Ovetense de 37 años, llevaba dirigiendo al filial desde la campaña 2017/18 y temporadas antes dirigió durante tres años al juvenil. Tras un primer tropiezo ante la Ponferradina, suman tres victorias y dos empates en sus últimos cinco partidos. El último, un triunfo de mucho nivel ante el Girona (4-2) con doblete de Ortuño. La dinámica les ha permitido salir del pozo y son decimosextos con 13 puntos. Siguen en ese alambre, es lógico, pero ya están metidos en competición.

A eso quiere aspirar el Málaga. A confirmarse, a entrar ya en un flujo continuo de puntos que inviten a la esperanza. Porque vivir en el casi no lleva a nada. Ese estereotipo del equipo que defiende bien, compite todos los fines de semana y nunca gana ya se sabe en qué termina. Lo de Riazor fue una bola salvada importante, por imagen y al fin resultado, que es lo único al final tangible en el fútbol.

El Oviedo reaccionó a su mal inicio poniendo al frente a un hombre de la casa como Javi Rozada

Es curioso que hasta el momento las dos únicas victorias hayan sido a domicilio. La Rosaleda tiene ganas de una alegría, pero el Oviedo será un escollo importante. Al fin y al cabo es un histórico planeado para algo más. Asentados en Segunda División, han bordeado siempre los puestos de play off en las cuatro campañas que llevan en la categoría tras salir del pozo de Segunda B y Tercera, por donde llegaron a vagar durante 12 años. Aterrizaron este año jugadores como el goleador Ortuño o el interesante Marco Sangalli del Alcorcón. Además, conservan potencial arriba con otros como Saúl Berjón, Omar Ramos, el veloz Yoel Bárcenas, sensación en el Mundial de Rusia con Panamá, o Joselu, hermano del frustrado fichaje Simón Moreno.

Víctor Sánchez del Amo se asoma al partido con la baja de última hora de Cristo Romero. El canterano notó unas molestias en el adductor de su pierna derecha durante el entrenamiento de ayer y hubo que reservarlo. Otro contratiempo para un canterano después de una gran actuación, como ya sucedió con Ramón en Gerona o Ismael Casas en Zaragoza. No obstante, el técnico asegura que no modifica su plan, que en La Coruña pasó por un 4-4-2 con el algecireño por delante de Mikel Villanueva, que esa vez sí actuó como lateral.

Vuelve Dani Pacheco a una lista en lugar de Cristo. El pizarreño llevaba desde principios de septiembre, ante el Almería, sin entrar en una lista definitiva. El esquema de tres centrales y carrileros no parece viable sin el canterano, aunque la mejoría del equipo fue palpable en el regreso a los cuatro defensores. Hay cábalas y combinaciones varias en el once de Víctor pese a las bajas de otros jugadores como Juankar, Luis Muñoz y Keko, que acabaron la semana trabajando al margen. Es día de confirmación, paso adelante y acabar con los lamentos. A ver si es verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios