Cultura

Antonio Banderas celebra los cinco años del Teatro del Soho de Málaga: "El reto es consolidarlo y que tenga una vida más allá de la mía"

Antonio Banderas celebra los cinco años del Teatro del Soho de Málaga.

Antonio Banderas celebra los cinco años del Teatro del Soho de Málaga. / Javier Albiñana

El Teatro del Soho de Málaga cumple cinco años de andadura, de la mano de Antonio Banderas, que este martes ha presentado el acuerdo para la renovación por tres años más del acuerdo de colaboración con su principal patrocinador, CaixaBank, en un desayuno informativo al que ha asistido junto al director de CaixaBank en Andalucía, Juan Ignacio Zafra. En este encuentro, Banderas ha hecho balance de las cinco primeras temporadas del Teatro del Soho y se ha marcado desafíos. El principal, según ha dicho el actor y empresario, "consolidar el proyecto y que tenga una vida más allá de la mía". 

El actor está perfilando los últimos detalles Tocando nuestra canción, el nuevo musical que dirige y que se estrena el 6 de junio. Después se le viene "un verano complicado de películas", según ha comentado, desvelando que entre sus proyectos más inmediatos también está un filme junto a Anthony Hopkins "que probablemente se ruede en Serbia". En agosto regresará a Málaga para empezar con los ensayos de otro musical, Gipsy, que estrenará en octubre, y en el otoño de 2025 prevé volver a Broadway.

De Tocando nuestra canción ha dicho que es "una gran comedia romántica no suficientemente hecha" que cree que va a generar "sorpresa" porque "es muy divertida y al mismo tiempo tiene mucho corazón". Respecto al siguiente musical que dirigirá en el Teatro del Soho, Gipsy, ha avanzado que le quiere "dar una vuelta a la obra, que se ha edulcorado mucho" y la adaptará "en la medida que le dejen".

Por su parte, el director territorial de CaixaBank en Andalucía, Juan Ignacio Zafra, ha subrayado lo "trascendental" que el Teatro del Soho ha sido para Málaga para, por ejemplo, "transformar" el barrio. "Nos sentimos una parte importante de esa extraordinaria aventura que ha ubicado nuestra ciudad en un espacio de referencia para las artes escénicas", ha afirmado.

Huir del teatro "elitista"

En su discurso, Banderas ha reiterado algo que ya ha subrayado en otras ocasiones: "En este punto de mi vida considero que el éxito es hacer lo que quieres hacer, como quieres hacerlo, con las personas que quieres hacerlo, y a eso me estoy dedicando". De ahí, que haya insistido en que el Teatro del Soho era "el proyecto de mi vida", asegurando que en estos cinco años se han cumplido "con creces los sueños" con los que nació el espacio escénico. El momento más amargo fue la pandemia de Covid, como mayor "placer" ha señalado el haber generado "respeto": "Hemos dado una patada en el suelo para decirle a los españoles que no solo Madrid o Barcelona producen, sino que se puede producir en otros lugares y llegar a la capital de España de gira".

"Hemos sido una empresa privada sin animo de lucro, y hemos trabajado a pérdidas de forma consciente, porque era la única forma de hacer las cosas como yo pensaba, y sigo pensando, que se deben de hacer", ha asegurado Banderas, recordando que Company se montó con 40 músicos en el escenario y que en Barcelona A Chorus Line llegó a movilizar a casi 200 personas durante más de dos años. "Tampoco quiero tirar demasiadas flores, debemos ser humildes", ha añadido, recordando que su intención es abrir el teatro a otros públicos y huir de la idea de un teatro "elitista". "Nuestro modelo no es ese", ha asegurado.

De cara al futuro, Banderas ha insistido en que "tenemos todavía muchas ansias de crecimiento". Así, entre sus objetivos ha citado aumentar las producciones propias y dar el salto al teatro tradicional, además de profundizar en los musicales, "si es con músicos españoles, mejor". Preguntado al respecto, Banderas ha confesado que le "encantaría hacer un Broadway malagueño". "Hay talento para ello", ha apuntado.

"Lo mejor de Málaga es que todavía es muy imperfecta"

De Málaga ha afirmado que "lo mejor que tiene es que todavía es muy imperfecta y todavía hay mucho camino por recorrer". "Si todo estuviera en su sitio esto sería muy aburrido", ha bromeado. En este punto, el actor ha admitido que puede existir "miedo" a que la ciudad se "estropee" por algunos "errores", entre los que se ha referido a cuestiones de tipo urbanístico o a que "el turismo de pronto invada las calles", momento en el que ha comentado que en sus paseos por el centro de la ciudad va "haciendo eslalon".

A su juicio, esa reflexión "está abierta" y existe "el ejemplo de otras ciudades que se ve aquí", pero el hecho de que Málaga haya recibido "el título no oficial de Ciudad de los Museos ha ayudado", porque ha permitido que "no llegue un turismo mochilero, sino un turismo más cultural". Además, cerrar el centro de Málaga al tráfico rodado "tuvo que ver mucho con lo que está pasando en la ciudad", según Banderas, que cree que "las ciudades peatonales son más humanas". En su caso, ha confesado que "ya no aguanto vivir en las grandes urbes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios