Cultura

"Cantinflas me hace mucha gracia, pero me interesaba el hombre que lo creó"

  • Óscar Jaenada estrena el viernes su 'biopic' sobre el ídolo mexicano y rueda 'Oro', a las órdenes de Agustín Díaz Yanes

En un momento dulce de su carrera, con proyectos a ambos lados del Atlántico, desde Oro, de Agustín Díaz Yanes, a filmes con Robert de Niro o Blake Lively, Óscar Jaenada estrena por fin este viernes en España, con dos años de retraso, Cantinflas, el biopic sobre el cómico mexicano dirigido por Sebastián del Amo. "No sé por qué ha tardado tanto, pero es algo que nos retrata culturalmente, que una película como Cantinflas no encuentre distribución. Aunque vista la situación sociopolítica de nuestro país, no es tan de extrañar", afirma el actor catalán.

En plena polémica por la divulgación de los llamados papeles de Panamá, que han sacado a relucir los nombres de personalidades internacionales -también del mundo de la cultura- con participación en sociedades opacas en paraísos fiscales, Jaenada opina que "los que están arruinando este país van con traje y corbata. Hasta que no nos demos cuenta de esto, de que el traje, la corbata y la gomina no hacen al culto ni a la buena persona, lo llevamos crudo", advierte.

Para Janeada, actor minucioso y experto en la tarea de ponerse en la piel de personajes reales -ganó el Goya con Camarón y sueña con llevar a la pantalla a Dalí-, lo más interesante de Cantinflas es Mario Moreno, el artista que había detrás y los sacrificios que asumió para mantener vivo a su personaje. "Cantinflas me hace mucha gracia, pero me interesaba la persona que lo creó, que fue un mar de lágrimas, de responsabilidades, de trabajo y de sacrificio. Trabajar la sonrisa y la popularidad conlleva un sacrificio", opina. "A mí me ha podido llegar a pasar con personajes que no duran más de un año en mi mente. Me imagino los trastornos que puede ocasionar cargar con un personaje más de 50 años en la cabeza", añade.

El protagonista de Noviembre pertenece a esa casta de actores que se meten completamente "en los zapatos del personaje" mientras dura el rodaje. "Ahora mismo soy Juan de Gorriamendi, un asesino de la división española de 1504 recién llegado a América, un mataindios", señala, en referencia a la película Oro de Agustín Díaz Yanes, basada en un relato de Arturo Pérez-Reverte. "Me dieron una semana de vacaciones en Semana Santa. Nunca en mi vida había parado una semana en un rodaje y ha sido la semana más extraña de mi vida", asegura. "En un personaje, cuando te metes te metes".

En Oro Jaenada compartirá protagonismo con un largo plantel de actores: José Coronado, Raúl Arévalo, Juanjo Ballesta, Andrés Gertrudix, Antonio Dechent, José Manuel Cervino, Barbara Lennie. Es de las pocas producciones españolas que tiene en cartera.

Además, en el próximo Festival de Cannes presentará Hands of Stone, una película basada en la vida del boxeador Roberto Durán, en la que dará vida a su mejor amigo y compartirá cartel con Robert de Niro. Y en julio llegará a España Infierno azul, un thriller con aires a la mítica Tiburón, dirigido por Jaume Collet Serra y que Jaenada coprotagoniza junto a Blake Lively.

"Estoy muy contento. Sigo haciendo mi trabajo cada vez con un punto más de perspectiva, con un país aprendido más. Ahora vengo de rodar en Australia, he estado varios meses ahí, y tengo que volver a Hawai", explica.

"Estoy de un lado a otro, que es lo que quiero, es bonito que tu mercado sea el mundo, los localismos son malísimos y matan al actor. Me encanta poder trabajar aquí y allá, tener esta perspectiva, y ser libre de pensar sin que me engañen fácilmente como engañan a muchos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios