Música

Los músicos de la OFM se declaran en huelga para el cierre de la temporada

  • El comité de empresa reclama una mejor financiación y la participación en la selección del nuevo director titular

Músicos de la OFM, durante un concierto en el Teatro Cervantes. Músicos de la OFM, durante un concierto en el Teatro Cervantes.

Músicos de la OFM, durante un concierto en el Teatro Cervantes. / Javier Albiñana (Málaga)

El fin de la presente temporada de la Orquesta Filarmónica de Málaga podría darse por adelantado: los músicos de la agrupación han decidido declararse en huelga con vistas a los últimos conciertos del curso, programados para los próximos días 20 y 21 de este mes, como respuesta decisiva a las reclamaciones que los profesores agrupados en el comité de empresa han venido planteando en las últimas semanas: esencialmente, una mejora de las condiciones de financiación que permita recuperar las plazas que se perdieron en su momento, la participación de los músicos a través de la representación correspondiente en el proceso de selección del director titular que habrá de sustituir a Manuel Hernández Silva a partir de la temporada 2020/2021 y una solución para la violinista solista Marina Peláez, que tras conseguir su plaza como tal a través de la prueba de selección podría perder su puesto ya que en su momento no se emitió la oferta de empleo público relativa a la plaza. El pasado jueves, los músicos se reunieron para llevar a cabo una votación (con el voto secreto) y se impuso la decisión de convocar la huelga con casi dos terceras partes de los votos a favor. De esta manera, la OFM se enfrenta a una situación insólita: una huelga de músicos por primera vez en sus casi tres décadas de historia.

Fuentes del comité de empresa confirmaron a este periódico la decisión, sustentada “principalmente en una necesidad de una mayor financiación para desarrollar nuestras actividades en las condiciones que cabe esperar de una orquesta como la OFM”, así como “en el rechazo al procedimiento planteado para la elección del nuevo director titular, dejada en manos de una comisión técnico-artística en la que no han contado con los músicos, lo que vulnera de manera directa el convenio colectivo” y en “la adopción de una solución definitiva para la injusta situación de nuestra compañera Marina Peláez, que ganó por méritos propios una plaza que podría perder ahora”. Las fuentes del comité de empresa confirmaron que CCOO comunicó la decisión este viernes tanto a la Delegación de Trabajo como a la empresa. Se abre a partir de ahora un periodo de negociación “en el que los músicos estamos dispuestos a hablar lo que sea necesario para encontrar una solución. Nuestra intención es tocar, es nuestro trabajo y es lo que queremos hacer. Pero necesitamos que se nos escuche”. Desde el comité criticaron también a la Gerencia de la OFM “por divulgar mensajes entre los abonados y entre la opinión pública en los que se nos considera unos privilegiados que no tienen derecho a plantear exigencias. Se han dicho ciertas cosas en un tono que consideramos inapropiado. Los músicos están cansados de este trato y reclamamos un cambio”.

Si no hay acuerdo, la Filarmónica afrontaría una huelga de músicos por primera vez

En un comunicado anterior, el comité apuntaba que “tantos años de minoración presupuestaria han dejado suficiente mella para que la situación se arregle cuanto antes. Nos alegramos de que se aprobara en su momento la Proposición No de Ley [relativa a la financiación de las orquestas andaluzas], y si no hubo entonces reclamaciones por parte de los comités fue debido a que la OFM había adecuado la plantilla al presupuesto, a petición del gerente. En los años anteriores a la minoración se acumularon remanentes presupuestarios escandalosos que no demostraban ninguna necesidad de pedir más aportaciones. Sin embargo, sí pedimos recuperar las plazas amortizadas, que era la mejor forma de pedir el aumento de la aportación”. Los músicos reconocían entonces “que la situación financiera es la mejor de las orquestas andaluzas”, pero advertían de que “lo único reconocido a nivel nacional es que solamente la OFM ha recortado su plantilla”, una coyuntura en la que “tampoco ofrecer contratos de interinidad debería sustituir en ningún caso la oportunidad de convocar plazas”. El comunicado llamaba la atención sobre la situación de los músicos (”Tenemos un horario totalmente cambiante y unos salarios que, por poner un ejemplo, son inferiores a los de la Banda Municipal”) y apuntaba que “parece sensato pensar que si plantilla es la adecuada a la carga de trabajo [tal y como argumentó la Gerencia], se debería aumentar esta última tras recuperar las plazas perdidas”.

En cuanto al discutido proceso de selección del director, el comité afirmaba que “no es lógico que la apuesta por el talento español permita presentarse a un candidato de la UE y no a uno de Latinoamérica. Mencionar los idiomas de otras comunidades autónomas de España permite sospechar que ya se piensa en algún candidato”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios