Cultura

Pablo Pineda se presenta en los cines con 'Yo, también'

  • El actor malagueño, que ganó la Concha de Plata en San Sebastián, se ha convertido en la primera persona con síndrome de Down en conseguir este galardón

Comentarios 1

La película Yo, también, ganadora de dos Conchas de Plata en la 57 edición del Festival de San Sebastián, ha sido escrita y dirigida por Álvaro Pastor y Antonio Naharro. Los directores, que llevan 14 años trabajando juntos como guionistas en el terreno de los cortometrajes, debutan con este largometraje protagonizado por el malagueño Pablo Pineda y la catalana Lola Dueñas.

El trabajo, rodado durante cinco semanas en Sevilla, Huelva y Madrid, es un proyecto conjunto entre las productoras Alicia Produce y la sevillana Promico Imagen, creada en 2001 por el cordobés Manuel Gómez Cardeña.

La historia que se presenta hoy, narra, mezclando realidad y ficción, la vida de Daniel, un joven sevillano con síndrome de Down. El protagonista, primer europeo con esta discapacidad que obtiene un título universitario, se encontrará con Laura, una compañera de trabajo con la que comenzará una relación de amistad hasta que acaba enamorándose de ella. La joven, una mujer solitaria y que reniega de toda norma, encontrará en él el cariño y el amor que nunca recibió a lo largo de su vida.

Yo, también, obra cuyo personaje logra poner en evidencia el hecho de que todos somos iguales con independencia de las limitaciones, es un trabajo que ha contado con la participación de reconocidos actores andaluces tales como Pedro Álvarez-Ossorio, Pepe Quero, Teresa Arbolí o Roma Calderón, además de la compañía sevillana Danza Mobile, formada íntegramente por bailarines con discapacidad intelectual y que suponen parte esencial en el desarrollo de la película.

El trabajo, que ha contado con el apoyo de numerosas instituciones, es "un proyecto que aporta unos valores imprescindibles para la sociedad y que es un producto redondo y bien hecho", según ha afirmado Pablo Carrasco, director general de RTVA. Al respecto, Pablo Pineda añadió que aceptó el reto de participar en la película porque "se iba a tratar el tema con respeto".

El actor, que ha confesado ser "muy emotivo", aclara que ha añadido "cosas" a un guión del que se han realizado "17 versiones", y que tras haber trabajado con Lola Dueñas su amistad "ha traspasado la pantalla".

Pineda, quien ha afirmado que lo más duro del rodaje ha sido "reflejar los sentimientos delante de una cámara", ha apuntado que no quiere "vivir de la fama" y que lo único que quiere ahora es "arrimar el hombro y ayudar a la integración de los chicos Down".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios