Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Premios Goya

Los Premios Goya en Málaga en diez claves

  • El sábado 25, Málaga volverá a ser foco de atención con la celebración de la gala de los Goya 2020, una cita que promete alicientes para todos los gustos, emoción y, tal vez, algunas sorpresas de órdago

Antonio Banderas, con el Goya de Honor recibido en 2015, observado por Pedro Almodóvar. Antonio Banderas, con el Goya de Honor recibido en 2015, observado por Pedro Almodóvar.

Antonio Banderas, con el Goya de Honor recibido en 2015, observado por Pedro Almodóvar. / Efe

Parecía que quedaba toda una vida, pero ya está aquí: Málaga acogerá el sábado 25 la gala de los Premios Goya 2020. La Academia del Cine Español apuesta por primera vez por la ciudad en una edición marcada por la (muy) buena cosecha de cine español que presenta jugosas novedades en la historia de los premios y que puede dejar para la historia momentos inolvidables. He aquí algunas cuestiones esenciales que cabe tener en cuenta de cara a la cita.

1. Debut de una gala en un Palacio de los Deportes

Si la Academia de Cine parecía tener poca estima a las instalaciones deportivas para las galas de los Goya, con respecto a Málaga no ha habido mucha discusión respecto a la elección del Palacio de los Deportes Martín Carpena, en parte porque era el único equipamiento válido en la ciudad para un acontecimiento de estas características. Justo estos días el enclave es objeto de una profunda intervención para acotar con todas las garantías y comodidades un auditorio con un aforo de 3.200 localidades, en un recinto con capacidad para 12.000, además de la sala de prensa, los photocalls y demás áreas necesarias.

2. Quiénes entran y quiénes salen

La respuesta de los académicos, invitados siempre a cada gala de los Goya, ha sido en esta ocasión casi unánime: todos quieren venir a Málaga a pasar un fin de semana y, de paso, a acudir a la gala. El resultado es que la organización se está viendo en un apuro para ubicar a todos los artistas nominados (con sus familiares y acompañantes), las autoridades y los mismos académicos. De modo que, sí, ya se puede decir que el aforo de 3.200 personas se ha quedado pequeño. Todos los presentes accederán con invitación: aunque en algún momento se planteó la posibilidad la gala al público general, desembolso mediante, la idea no prosperó.

Preparativos en el Martín Carpena. Preparativos en el Martín Carpena.

Preparativos en el Martín Carpena. / Javier Albiñana (Málaga)

3. Alfombra roja y desfile de artistas

Dado que los Goya llegan a la ciudad con la mediación del Festival de Málaga, la intención del certamen era contagiar la celebración de su propio espíritu. De esta manera, aunque el público general no pueda acceder al interior del Martín Carpena, sí podrá ver a sus artistas predilectos en la alfombra roja que quedará dispuesta en el entorno del equipamiento, con su correspondiente photocall. El objetivo vuelve a ser la proyección de Málaga como ciudad volcada con el cine de manera entusiasta.

4. Cuentas y gastos

El presupuesto total para la gala, destinado a la Academia del Cine Español para la organización del evento, asciende a dos millones de euros, que se reparten a partes iguales el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía y Unicaja como principal patrocinador. Además, el Consistorio aporta en solitario los 700.000 euros que cuesta la adecuación del Martín Carpena. Resulta llamativa la comparación con la gala de los Goya celebrada el año pasado en Sevilla: el Ayuntamiento asumió en solitario la inversión de un millón de euros, mientras que los patrocinadores implicados aportaron 750.000. Dejado aparte el coste de la actuación en el Martín Carpena, Málaga aporta a la Academia en 2020 250.000 euros más de lo que aportó Sevilla en 2019.

5. Los presentadores de la Gala

A tenor del éxito de audiencia televisiva del año pasado, el regreso de Andreu Buenafuente y Silvia Abril para ejercer como presentadores de la gala en Málaga parecía cantada, con lo que su confirmación no sorprendió a nadie. Eso sí, en su momento se dio una reivindicación notable para que la velada quedara en manos de Paquita Salas, el personaje de la serie de Netflix interpretado por Brays Efe, aunque finalmente no prosperó. Este lunes, Buenafuente y Abril ofrecerán una rueda de prensa en la sede de la Academia de Cine junto al presidente de la misma, Mariano Barroso, en la que adelantarán algunos datos sobre la gala. Cabe recordar que desde la misma Academia se ha prometido en varias ocasiones una velada repleta de guiños a Málaga, a su cultura, sus personalidades y sus tradiciones. En el spot publicitario de los premios, emitido desde el mes pasado, Buenafuente y Abril parodian la escena más famosa del filme Cuando Harry encontró a Sally, aunque, eso sí, sin demasiados guiños a Málaga.

Sílvia Abril y Andreu Buenafuente, presentadores de la gala. Sílvia Abril y Andreu Buenafuente, presentadores de la gala.

Sílvia Abril y Andreu Buenafuente, presentadores de la gala. / Efe

6. Goya de Honor para Pepa Flores

Con permiso de todos los artistas nominados, uno de los platos fuertes que promete la gala es la concesión del Goya de Honor a la actriz y cantante malagueña Pepa Flores. La decisión de la Academia generó el aplauso unánime del cine español y, casi de inmediato, las especulaciones sobre la posibilidad de que la artista recoja su galardón, dado que sus comparecencias públicas en las últimas décadas se pueden contar con los dedos de una mano. La misma Pepa Flores expresó su agradecimiento pero en ningún momento aclaró su decisión al respecto. Algunas personas de su entorno, en concreto un familiar, descartaron su asistencia, aunque otros consideran la posibilidad de que finalmente comparezca. Por su calidad de emblema del cine español desde los tiempos de Marisol, el Goya de Honor a Pepa Flores es, en cualquier caso, una de las apuestas más acertadas de la Academia del Cine Español de los últimos años.

Exposición dedicada a Pepa Flores en la calle Alcazabilla. Exposición dedicada a Pepa Flores en la calle Alcazabilla.

Exposición dedicada a Pepa Flores en la calle Alcazabilla. / Javier Albiñana (Málaga)

7. Nominados malagueños

El sabor malagueño de la gala de los Goya quedará patente en la amplia lista de nominados de la provincia: hasta cinco malagueños aspiran a salir con un Goya el sábado del Martín Carpena. Optan al premio al mejor actor protagonista Antonio Banderas (por Dolor y gloria) y Antonio de la Torre (por La trinchera infinita). Belén Cuesta, nacida en Sevilla pero criada y formada en Málaga, parte como favorita para ganar el Goya a la mejor actriz también por La trinchera infinita, mientras que Mona Martínez tiene no pocas opciones de convertirse en la gran sorpresa de la noche con el Goya a la mejor actriz de reparto por su trabajo en Adiós. Por último, el director Pablo Barce llega como nominado al Goya al mejor cortometraje de ficción por El nadador. Especiales expectativas despierta la quinta nominación a mejor actor protagonista de Antonio Banderas, en un papel por el que ha también ha sido nominado al Oscar y con el que ha ganado, entre otros, los premios del Festival de Cannes, del Cine Europeo y de los Círculos de Críticos de Nueva York y de Los Ángeles. También contó con una nominación al Globo de Oro, aunque finalmente el premio fue para Joaquin Phoenix por su Joker. Banderas, que cuenta con un Goya de Honor, llegará a la gala (directo desde el Teatro del Soho, donde el sábado tiene una función por la tarde de A Chorus Line) como favorito en las quinielas, aunque las variables son en realidad abiertas. En todo caso, otro malagueño en el ajo en todas y cada una de las galas es el recordado escultor Miguel Berrocal: suyo es el diseño de la primera estatuilla de los Premios Goya.

8. Las películas favoritas

En lo que a número de nominaciones se refiere, las películas que optan con más opciones para coronarse como gran triunfadora en la gala de los Goya son Mientras dure la guerra de Alejandro Amenábar (con 17 nominaciones), Dolor y gloria de Pedro Almodóvar (con 16) y La trinchera infinita (con 15) de Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga. Intemperie, de Benito Zambrano, parte con cinco. Sobre los precedentes, La trinchera infinita obtuvo algunos de los principales premios en la pasada edición del Festival de San Sebastián, donde Mientras dure la guerra se fue de vacío. Sin embargo, esta premisa puede darse sin problemas justo a la inversa en los Goya: algunos académicos, de hecho, apuntan que Amenábar es un director muy del gusto de la Academia de Cine, lo que por otra parte ha quedado demostrado. En cuanto a Dolor y gloria, la nominación al Oscar a la mejor película internacional y el éxito que ha recabado Pedro Almodóvar con su filme, especialmente en EEUU, invitan también a esperar un éxito sonante. Los Premios Feroz, que concede la Asociación de Informadores Cinematográficos de España, y que se consideran por lo general el termómetro previo más fiable de cara a los Goya, coronaron a Dolor y gloria como gran vencedora en la gala celebrada el pasado jueves en Madrid. En cualquier caso, la opción de un palmarés muy repartido parece cada vez más razonable.

El presidente de la Academia del Cine Español, Mariano Barroso, y Antonio Banderas. El presidente de la Academia del Cine Español, Mariano Barroso, y Antonio Banderas.

El presidente de la Academia del Cine Español, Mariano Barroso, y Antonio Banderas. / Javier Albiñana (Málaga)

9. Impacto económico de los Goya y audiencia

La gala de los Goya celebrada el año pasado en Sevilla dejó cifras históricas en el registro de los premios: más de trescientos medios de comunicación cubriendo el evento, ocho hoteles de la ciudad reservados al 100% y un volumen de reservas en los establecimientos hoteleros inusual para un mes de enero, además de cinco millones de euros de impacto directo y casi cien millones de impacto derivado de los medios de comunicación. La emisión televisiva fue seguida por 3,8 millones de espectadores, lo que se tradujo en una cuota de pantalla del 26,2%, siete puntos superior a la de 2018. Superar estos registros en Málaga parece ciertamente difícil, pero la Academia se muestra especialmente optimista al vaticinar el impacto desde la Costa del Sol.

10. Otras consecuencias para Málaga

El principal vínculo de Málaga con el cine sigue siendo su Festival de Cine Español, rebautizado el año pasado, simplemente, como Festival de Málaga. El certamen se encuentra en plena fase de crecimiento, con nuevas sedes a la vista (el NeoAlbéniz) y un desarrollo visible de sus actividades, especialmente las que tienen que ver con la industria. Y es aquí, en un refuerzo de esta industria, donde sería deseable que la gala de los Goya dejara su impronta. El año pasado, Málaga ingresó más de 23 millones de euros gracias a los rodajes de cine, con un crecimiento espectacular del 79% respecto a 2018. Todo parece a favor, por tanto, para que Málaga sea la reina del cine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios