Cultura

Un excelente trabajo con un mejor resultado

La mejor propuesta de las hasta ahora presentadas en el Ciclo de Música Contemporánea. Esta afirmación puede sonar gratuita o exagerada; pero los pocos (por desgracia) que estuvimos en el concierto del lunes presenciamos cómo la juventud y energía de Cristina Montes manifestaron su poderío de manera prodigiosa.

Sonata für Harfe de Hindemith fue más que una carta de presentación. Su elegancia de movimientos y su gestualidad inteligente se convirtieron en una tarjeta de invitación. Una aproximación a su técnica pulida y a su gran destreza en el manejo de ambos manos (y pies, en el siempre sufrido pedalero). Entre el excelente fraseo de Massig Schnell, la precisión rítmica de Lebhaft y el exquisito final de Lied-Sehr Langsam, parecía que todo estaba conseguido. Pero para sorpresa de todos, la Sequenza II de Luciano Berio hizo subir aún más ese listón ya alto de por sí. Además, no solo tuvo el detalle de ejemplificarnos in situ los polifacéticos recursos del arpa en el mundo de la música contemporánea sino que los explicó en la escena.

Y de la limpieza demostrada con la claridad expositiva del Thème et Variations de Damase, pasó con la misma naturalidad a la segunda parte dedicada a lo español. Realizó un sincero homenaje a Manuel Castillo con la presentación de Sonatina en la propia transcripción para su instrumento. Una doble labor bien elaborada en un pulido trabajo tanto en la esencia rítmica como en el desarrollo melódico/armónico.

El siguiente homenaje, tras la partitura de Obraz de De Delás y la Subtilesa de Brotons, fue para otra eminente maestra presente en la sala: Mª Rosa Calvo Manzano. Dos estrenos absolutos plenos en elementos técnicos en su Academiae lyra junto a las imágenes y sonoridades reminiscentes de su Mosaico ibérico, y que guiaron a un Prokofiev en calidad de bis. Felicitaciones para todos los que rodean el trabajo de tan prometedora solista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios