Festival de Teatro de Málaga

Concha Velasco: “Ser ‘hijo de’ está muy mal visto en España”

  • La intérprete regresa este martes al Teatro Cervantes, con ‘La habitación de María’, obra de Manuel Martínez Velasco dirigida por José Carlos Plaza en la que actúa sola en escena

Concha Velasco, en 'La habitación de María'. Concha Velasco, en 'La habitación de María'.

Concha Velasco, en 'La habitación de María'. / Sergio Parra

Será en una actuación in extremis, la última que de momento podrá ofrecer el Festival de Teatro de Málaga hasta el segundo acto de mayo dada la obligada clausura a a acatar a partir del miércoles por la evolución de la epidemia del coronavirus; de modo que quien quiera despedirse del teatro en la ciudad hasta al menos dentro de dos semanas podrá consolarse hoy a las 16:00 en el Teatro Cervantes con La habitación de María, la obra de Manuel Martínez Velasco que protagoniza Concha Velasco a las órdenes de José Carlos Plaza. La intérprete (Valladolid, 1939), emblema del cine y el teatro en España, sube a escena en solitario en una obra en la que interpreta a una escritora de prestigio y de vida harto solitaria sometida a la urgencia de un incendio imprevisto y letal. Con este trabajo, Concha Velasco vuelve al Teatro Cervantes de Málaga dos años después de la representación de El funeral, una cita enmarcada también en el Festival de Teatro y tras la que la actriz recibió el Premio Málaga de Teatro, con el que la organización del certamen reconoce a las figuras más influyentes y respetadas de sus respectivas ediciones. Como en El funeral, Concha Velasco interpreta un texto escrito por su hijo aunque a las órdenes de un viejo conocido, el director José Carlos Plaza, con quien ha trabajado en varias ocasiones a lo largo de su trayectoria. La producción lleva el sello de otro aliado de largo alcance de Concha Velasco, Jesús Cimarro, a través de Pentación.

"Por muy hijo de Conchita Velasco que sea el autor, si a José Carlos Plazo no le gusta, no la dirige", afirma la artista

La entrada en juego de José Carlos Plaza resulta harto representativa por cuestiones que trascienden el mismo contexto de La habitación de María. Y es que El funeral, que dirigió también Manuel Martínez Velasco, tuvo una buena acogida por parte del público aunque la recepción de la crítica fue por lo general negativa, especialmente en lo que se refiere al texto y la misma dirección. Ahora, la participación de Plaza viene a ofrecer garantías suficientes respecto a la calidad del proyecto, tal y como expresó la propia Concha Velasco: “La obra está muy bien escrita; si no, no la habría dirigido Plaza. Por muy hijo de Conchita Velasco que sea el autor, si a Plaza no le gusta, no la hace. En España, ser hijo de está muy mal visto. Parece una lacra”. Así zanjó la cuestión la artista el pasado octubre con motivo del estreno de La habitación de María en Madrid, en un encuentro con la prensa en el que dejó clara, su intención de darle al que será su broche de oro en la escena toda la vida prevista: “Tengo un contrato por tres años y espero cumplirlo. De hecho, no pienso a día de hoy en la jubilación. Mientras pueda seguir en la escena, seguiré”.

La habitación de María es el texto más personal que he escrito nunca. Es una mirada hacia dentro, es ponerse delante del espejo y que éste haga un viaje contigo mismo y te enseñe cómo eras, eres y serás. Mis autores favoritos dicen que hay que escribir sobre lo que sabes, y de lo que más creo que sé es de la obligación autoimpuesta de cumplir con todo lo que los demás esperan de ti; te pase lo que te pase ese día, ese mes o ese año”, explica por su parte Martínez Velasco. La obra, según su autor, “habla, en clave de dramedia optimista, de la Vida, en mayúsculas. De amor, de felicidad, de tristeza, de vitalidad, de soledad, de angustia y de liberación. También es un thriller de catástrofes, pues las llamas avanzan incontroladas hacia la protagonista, como cuenta atrás vital para que salga de ella misma antes de que todo sea ceniza. No puedo estarle más agradecido a los genios de Velasco y Plaza y a Pentación, por poner a nuestra disposición a todo su equipo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios