Cultura

Un gnomo nazi suscita una nueva polémica artística en Alemania

  • Ottmar Hoerl, investigado por la Fiscalía, expone la figura en una galería de Nuremberg

Un artista en Nuremberg podría tener problemas con las autoridades tras la creación de un gnomo de jardín que hace el saludo nazi. Los fiscales están investigando si la estatuilla, expuesta en una galería de la ciudad, viola las leyes alemanas. En Alemania existe una escrupulosa prohibición de símbolos, documentos, gestos y propaganda que aluda de alguna manera al nacionalsocialismo. La ciudad de Nuremberg es particularmente sensible a todo el tema nazi porque fue allí donde Adolf Hitler montó sus grandes desfiles propagandísticos. Nuremberg fue, además, sede de los juicios a los más altos oficiales nazis después de la Segunda Guerra Mundial.

El artista, Ottmar Hoerl, ha creado cientos de figuras de gnomos con el brazo extendido, pero ha sido la expuesta en la vidriera de la galería de Nuremberg la que ha captado la atención de las autoridades. El creador asegura que sus estatuillas se burlan de los nazis. "Estoy sorprendido de que un simple gnomo de jardín, expuesto en lo que considero una desconocida galería de Nuremberg, haya desatado semejante debate público tras una denuncia anónima", afirma. El escultor, de 59 años, ha sido presidente de la Academia de Bellas Artes de Nuremberg y sus gnomos nazis ya fueron expuestos en Baviera, en Italia y Gante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios