La atención se centrará de nuevo en los comentarios de los bancos centrales, específicamente sobre la evolución de los indicadores macro, las subidas de tipos y hasta qué punto podría ralentizarse el crecimiento. Christopher Waller, miembro de la Junta de Gobernadores de la Fed, ha destacado que el fin principal de la institución es bajar la inflación y que, a cambio, habrá que estar por debajo de la tendencia de crecimiento durante seis meses o hasta un año; ha añadido que la tasa de paro podría empeorar al entorno del 4,25%.

La posibilidad de que EEUU elimine algunos aranceles a China proporciona cierto apoyo al mercado, así como la actual recuperación del sector turístico ante la reapertura de las economías.

En contraste, Emmanuel Macron, ha perdido en Francia la mayoría absoluta en la asamblea nacional, con Marine Le Pen logrando el mejor resultado de la historia de la extrema derecha francesa, lo que abre un periodo de mayor incertidumbre política. Reino Unido se enfrenta a una inflación creciente y a huelgas laborales, así como a un aumento del riesgo de recesión.

Las materias primas siguen reflejando la preocupación por el crecimiento mundial. El petróleo continúa cayendo tras el desplome del viernes, el hierro pierde en junio la ganancia del año y el cobre amplió las pérdidas por octava sesión.

Las bolsas asiáticas cierran mixtas, mientras que en Europa predomina el verde. El IBEX 35 ha destacado, apoyado por los valores cíclicos, cerrando en 8.286 puntos (+1,72%).

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios