La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Indecencias reales y héroes etarras

Mientras para Podemos es una "indecencia" que Juan Carlos I vuelva, para Iglesias los etarras son "héroes"

El pasado sábado fue detenido el ex miembro de ETA y productor cinematográfico José María Txepe Lara, que había acudido a Madrid para asistir a un mitin de Podemos, por agredir a los agentes que actuaban para reducir una reyerta. ¿Un arrepentido? No. El 24 de septiembre de 2019, entrevistado por El Correo con motivo de recibir un premio en el festival de San Sebastián, dijo: "Quiero decirle a los vascos que desde los años 50 hasta el 82 la lucha de ETA consiguió muchas cosas y fue importante. Hubo gente que se arriesgó a luchar contra un estado represor, hijos de la gente que participó en la guerra. Despertaron tarde, pero despertaron". El despertar vasco provocó 853 asesinatos, la mayoría perpetrados tras la dictadura para desestabilizar la naciente democracia. Siendo no casualmente los más letales los años clave -Constitución, primeras elecciones constitucionales, Estatuto de Guernica, primeras elecciones autonómicas- de 1978 (66 asesinatos), 1979 (84 asesinatos) y 1980 (98 asesinatos).

Si para el ex terrorista los asesinatos de ETA fueron una lucha contra un estado represor, pese a que la mayoría de los crímenes de ETA se cometieran en democracia hasta 2010, para Pablo Iglesias, ex vicepresidente, ex ministro del Gobierno de Pedro Sánchez y ex secretario general del partido que cogobierna con el PSOE, los terroristas son héroes. Tras la detención de Txepe tuiteó: "Por aquello de criminalizar a la víctima de una actuación policial a todas luces desproporcionada y violenta. Aquellos que se enfrentaron, jugándose la vida y la libertad, a una dictadura terrorista y asesina solo merecen un nombre: héroes. Gracias Txepe por tu ejemplo". Que de las 853 víctimas de ETA 43 fueran asesinadas bajo la dictadura (1968-1975), 95 en la Transición preconstitucional (1975-1978) y 715 en plena democracia (1979-2010), parece no contar para Iglesias.

Mientras tanto que vuelva a su país el Rey que hizo posible la Transición como puente entre la dictadura y la democracia -hecho histórico fundamental que no queda borrado por sus graves errores- mientras el terrorismo vasco asesinaba para derribar la naciente democracia, es considerado por el partido de Pablo Iglesias una "indecencia", EH Bildu pide al Gobierno que revoque su título de Rey "por higiene democrática" y el Gobierno (del que Unidas Podemos forma parte) se incomoda tanto como la Casa Real. Curioso país.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios