Semana Santa

Renovada devoción con el Nazareno

La procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores llenó de devoción las calles de Benalmádena Pueblo. El Señor salió bajo los sones de Marcha Real en su trono de madera dorada y escoltado por cuatro arbotantes. Unas cuareonta portadores llevaron a la imagen por el centro del citado núcleo benalmadense. Por su parte, La Virgen salió sobre su trono de orfebrería. La salida fue el momento más difícil del recorrido procesional ya que el trono tiene que salir a brazos para poder sortear la puerta. Por su parte, la Virgen de los Dolores iba bellamente ataviada y lució su corona de procesión. Como todos los años, Benalmádena se volcó con ella.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios