impuestos

España no renuncia a la 'tasa Google'

  • El impuesto a las multinacionales digitales está paralizado en Bruselas por el bloqueo de varios países.

  • Además, la medida decaerá con el fin de la legislatura.

Pierre Moscovici y Nadia Calviño. Pierre Moscovici y Nadia Calviño.

Pierre Moscovici y Nadia Calviño. / Olivier Hoslet, EFE

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha asegurado que España "no renuncia" a la conocida como tasa Google -un impuesto que grave los ingresos de las multinacionales digitales- a pesar de que haya sido bloqueado en la UE por el rechazo de Irlanda y los países nórdicos y de que el proyecto del Gobierno de Pedro Sánchez "decaerá" con el fin de la legislatura.

"La Comisión (Europea) no ha retirado su propuesta y, por supuesto, España no renuncia a seguir adelante con la adopción de este impuesto a nivel nacional", ha afirmado tras la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin).

Según ha explicado, el proyecto inicial del Gobierno "decaerá" al terminar la legislatura, pero un eventual nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez tras las elecciones del 28 de abril lo incluiría en unos nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE).

"Al igual que el presidente del Gobierno ha anunciado que su primera decisión será proponer un nuevo PGE después de la formación de gobierno, esto incluirá seguir adelante con el proyecto de una tasa digital, lamentablemente a nivel nacional", ha apuntado.

Calviño ha explicado que España estaba "dispuesta" a dar su visto bueno a la propuesta "menos ambiciosa" que estaba este martes sobre la mesa del Ecofin. "Si bien no era ideal, hubiera sido deseable establecer un régimen comunitario que pudiera permitir a los Estaos miembros en todo caso ir más allá", ha defendido.

Se está "dificultando" una mayor integración fiscal del bloque comunitario

A su juicio, la falta de unanimidad entre los Veintiocho es "francamente decepcionante" y ha criticado que "bloqueo tras bloqueo" se esté "dificultando" una mayor integración fiscal del bloque comunitario. Por eso, ha argumentado que es "urgente, imperioso y necesario" pasar a un voto por mayoría cualificada en fiscalidad.

También ha aprovechado para reclamar a los socios europeos "coherencia intelectual" y no utilizar "conceptos de la economía del pasado" para referirse a las actividades digitales. "A lo largo del debate hemos visto una cierta falta de conexión entre alguno de los términos y la realidad cambiante que está introduciendo la revolución digital. Debemos adaptarnos lo antes posible", ha remarcado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios