Unicaja

Demasiado frío en el Martín Carpena

  • En el siglo XXI, el Unicaja sólo ha tenido una racha peor que la actual como equipo local: temporada 11-12

  • Lleva cinco choques seguidos perdiendo como local, Mateo firmó siete y Repesa cuatro

Tomic lanza a canasta ante la defensa de Nzosa Tomic lanza a canasta ante la defensa de Nzosa

Tomic lanza a canasta ante la defensa de Nzosa / javier albiñana

La última derrota contra el Joventut en la Eurocup ha dejado al Unicaja demasiado pensativo. El conjunto malagueño no gana en su cancha desde el 6 de diciembre. Desde entonces ha jugado diez partidos, tres de ellos de Eurocup, y ha ganado sólo tres. Lo justo para colarse en la Copa del Rey. Las bajas y la falta de acierto en los finales apretados condenan al equipo a no fallar en la próxima semana. Pero la racha es particularmente llamativa. De las siete derrotas, cinco han sido jugando como local. Cinco envites seguidos en el Martín Carpena perdiendo, una marca que sólo se ha dado una vez en las últimas 22 temporadas y precisamente fue Luis Casimiro el que acabó con ella.

Sólo en la temporada 2011-12 se perdieron más choques de manera consecutiva en el Martín Carpena. Entonces, Chus Mateo vio como se deshizo su equipo con siete envites consecutivos sin ganar jugando como local. Terrible. Por entonces el Unicaja disputaba Euroliga y el 19 de enero perdía en dicha competición continental 80-81 contra el Real Madrid con un imperial Luka Zoric (32puntos y 10 rebotes). Cuando volvió a su pabellón dos semanas después sumaba otras tres derrotas como visitante y el calvario sólo acababa de empezar. El Unicaja enlazó seis partidos más consecutivos perdiendo como local, otros cuatro como visitante y una única victoria en esa vorágine perdedora (en Valladolid por 76-83).

Un descalabro colosal que le costó el puesto a Chus Mateo y terminó con la victoria contra el Lucentum Alicante (72-60) con un nuevo inquilino en el banquillo: Luis Casimiro. El manchego salvó los muebles del equipo en una situación límite y su recompensa fue ver como Jasmin Repesa empezaba un proyecto en la capital de la Costa del Sol entre fuegos de artificio. Precisamente el entrenador balcánico volvió a protagonizar un registro como local inédito hasta la mala racha de Mateo y que perdura como el tercero en el presente siglo: cuadro derrotas seguidas en el Carpena. También fue a caballo entre enero y febrero y cuenta con una doble visita del Real Madrid (Euroliga y ACB) pero lo cierto es que quitando la nefasta temporada anterior y la presente, ningún proyecto ha estado tanto tiempo sin ganar en casa.

En la primera década del XXI, en las tres campañas que van del 2001 al 2004 se perdieron tres envites como local de manera consecutiva, mismo registro que en las 10-11, la 13-14, y la 15-16. Todas ellas cuando el equipo disputaba la Euroliga. En el resto de temporadas el máximo de choques consecutivos sin ganar en casa fue de dos. Aunque hay un par de excepciones.

En la temporada en la que el Unicaja abandonó la Euroliga (2016-17) para ganar la Eurocup nunca sumó más de dos derrotas seguidas como local. Pero tampoco lo hizo en la extraña temporada pasada si no se cuenta la Copa del Rey, que tuvo la particularidad de que se celebró en el Carpena. Los de Casimiro perdieron la final contra el Real Madrid y luego sucumbieron en el choque siguiente de ACB también contra el Real Madrid por un par de canastas. Una semana más tarde se paró la competición durante meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios