Horario y previa del Barcelona - Unicaja El termómetro del Palau (18:30)

  • El Unicaja visita una de las pistas más difíciles del continente para probar la mejoría exhibida en casa

  • El remozado Barcelona, con 20 partidos y cinco perdidos esta temporada, exhibe músculo

Toupane realiza un mate. Toupane realiza un mate.

Toupane realiza un mate. / marilú báez

El Unicaja testa la mejoría esbozada en los dos últimos partidos en casa tras el papelón de Burgos en una de las pistas más complicadas en el continente europeo (18:30 horas, #Vamos). Entre ACB y Euroliga, el Barcelona ha ganado 20 partidos y ha perdido cinco, está entre los tres primeros en las dos competiciones y ha regresado al lugar al que estuvo acostumbrado desde los años 80, el de capo del baloncesto nacional y europeo. Esas dos últimas Copas del Rey sirvieron para recordar que ahí estaba, peleando para recuperar la soberanía que el Real Madrid le había arrebatado en la magnífica era Laso. Ahora, parece, ya le mira a los ojos de tú a tú tras un verano espectacular en el que sus fichajes revolucionaron el mercado.

Tras el simbólico movimiento que supuso el fichaje de Mirotic, por lo que conllevaba atraer a un jugador de nivel alto en la NBA y formado en el Madrid, hay más profundidad. Un exterior top del continente, Higgins, un pívot para ir a la guerra como Brandon Davies, la recuperación del canterano cajista Álex Abrines o el fichaje postrero para tapar las lesiones de los bases de un base como Malcolm Delaney, que diera en el Carpena una exhibición para el recuerdo en su visita con el Lokomotiv Kuban antes de marcharse a la NBA. Más, claro, el bloque nacional con los tres campeones del mundo (Víctor Claver, ahora de baja, Pau Ribas, Pierre Oriola) y jugadores de máximo nivel en su puesto en el continente que ya estaban antes de la reconstrucción, como Adam Hanga y Ante Tomic. No se advierten fisuras en el juego del equipo de Svetislav Pesic, el serbio que dio la primera Euroliga de la historia al club azulgrana y que aspira a conseguir la tercera antes de marcharse.
El Palau Blaugrana ha recuperado nervio. Siempre fue una cancha casi inaccesible, el Unicaja jugó 67 veces allí y sólo ganó 15 (algo más de un 22%). No se dio mal, no obstante, en los últimos años. Se ganó dos de las tres últimas veces en Barcelona. Pero es cierto que ha ido subiendo el nivel el equipo azulgrana en esa escalada de exigencia a medida que Bartomeu ha ido abriendo el grifo del presupuesto, que gestiona el malagueño Nacho Rodríguez en su cargo de director general.
¿Qué Unicaja se verá en el Palau? Con Avramovic en la lanzaderaBrizuela ha conferido optimismo al equipo y al ambiente. Cuentan quienes los han contemplado que se han visto esta semana los mejores entrenamientos de la temporada, en nivel de juego e intensidad. Hay mucho campo de mejora, sobre todo ofensivamente. Y hay que demostrarlo sobre el parqué. Vienen dos partidos a domicilio en 48 horas, pero será el primero el que marque hasta dónde ha crecido el equipo. Se le pide al cuadro de Casimiro que compita en el Palau Blaugrana, que mejore la imagen de Andorra, Burgos o Estambul. Ha perdido cinco de sus últimos seis partidos a domicilio, todos por más de 10 puntos, en algunos sin opciones de victoria desde demasiado pronto.
Hay ganas de comprobar hasta dónde llega esa mejoría. Hay un tramo final de 2019 con tres partidos de ACB ante Barcelona, Casademont Zaragoza y Fuenlabrada. Hay que acabarlo en balance positivo como sea y ya apuntar a ese mes de enero en el que comienzan los puntos de no retorno con el Top 16 de la Eurocup. Y, por lo menos, hay que dar la cara en el Palau.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios