Horario y previa del Unicaja-Tofas Bursa La verdad sin red (20:45)

  • Trascendente partido para el Unicaja, que recibe al Tofas Bursa en la pelea por el primer puesto del grupo

  • La baja de Brizuela merma el perímetro cajista y Elegar regresa en el interior

Rubén Guerrero choca con Gerun.

Rubén Guerrero choca con Gerun. / Unicaja B. Fotopress

Febrero es Carnaval y es baloncesto. Es el primer mes, a poco que se hayan hecho decentemente los deberes, en los que hay puntos de no retorno. En la coyuntura actual del Unicaja, la Copa del Rey y la Eurocup son los torneos en los que más a tiro tiene algo grande. Los sones coperos ya llegan a los oídos, la semana que viene el Carpena se engalana casi como para los Goya. Pero hoy se juega, en términos absolutos, un partido quizá más importante que cualquiera de los que se puedan disputar la semana que viene. No más bonito, ni más atractivo, ni más sugerente. Pero es la Eurocup la que marcará la temporada cajista en mayor medida. Porque es la única vía que queda de acceso ya a la Euroliga. Es el territorio en el que el Unicaja puede ser gallito.

Y la visita del notable Tofas es una prueba de fuego. El Unicaja ha cambiado el viento en los dos últimos partidos en casa, con valiosas victorias ante MoraBanc Andorra y Baskonia. El sólido partido ante los vascos dio continuidad a un chispazo final contra los andorranos que encarriló la situación en la Eurocup. Pero en esta competición el Unicaja debe pensar en grande. Y tiene en la mano acabar como primero de grupo y amarrar el factor cancha hasta una hipotética final si acaba con pleno en los dos últimos partidos.

Los mensajes públicos de entrenador y capitán cajistas son diáfanos sobre la importancia de un encuentro exigente. Enfrente habrá un equipo duro, con capacidad física y atlética. Con un cuerpo turco interesante y americanos que conjugan experiencia, anotación y explosividad. El base Baris Ermis, 25 asistencias entre los dos últimos partidos que ha jugado, mece la cuna, es el metrónomo. Y hay jugadores interesantes en todas las posiciones. La adición de Rion Brown, procedente desde el Panathinaikos, ha sido la guinda a la plantilla que dirige Orhun Ene, que no es la primera vez que estuvo en Málaga. En su etapa de jugador vino dos veces en los 90 para jugar en Ciudad Jardín partidos de Euroliga y Korac.

En el Unicaja no estará Darío Brizuela. El vasco ha mejorada en las últimas horas del esguince de grado uno que se produjo ante el Baskonia. Pasó de apoyarse con muletas a andar sobre la pista y hacer algún tiro con el chándal. Casimiro lo dio por descartado aunque advirtió que se le evalúa cada 24 horas. A cambio, recupera tras ser baja durante cuatro partidos a Frank Elegar. Tiempo en el que Rubén Guerrero ha crecido bastante hasta hacer dos últimos partidos muy completos. Habrá que ver cómo se reajustan los roles interiores y exteriores, con una pieza más y una pieza menos, respectivamente.

En cualquier caso, un partido para ir al Carpena esta noche, porque el Unicaja ha dado motivos en los últimos partidos en casa (no ha perdido aún en Málaga durante la Eurocup) para confiar en él. Un título se gana en el último partido. Pero se construye con encuentros como el que se disputa esta noche en el Palacio. La derrota del Joventut en Andorra hace más suculento el premio por ganar. Garantiza la clasificación y, si es por tres o más, el primer puesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios