Unicaja

Jaime Fernández: "Se puede jugar físico siendo delgado y bajito"

  • El madrileño juega en casa en la Copa del Rey, último torneo que afrontó antes de operarse

  • "Presión no hay mucha, sí que hay mucha ilusión", dice como declaración de intenciones

Jaime Fernández, en un entrenamiento del Unicaja. Jaime Fernández, en un entrenamiento del Unicaja.

Jaime Fernández, en un entrenamiento del Unicaja. / Unicaja B. Fotopress / M. Pozo

Jaime Fernández jugó su último partido antes de operarse de los dos tendones de Aquiles en la Copa del Rey de Málaga. Un torneo que resultó mágico pero que acabó por derrotarle con los dolores que tenía en la zona. Un año después, el madrileño vuelve a su ciudad. Allí también acabó lesionado la edición de 2019 tras caer ante el Tenerife. Ahora mira con optimismo, pese a venirse de donde se viene, el duelo contra el Barcelona. El descaro bien entendido no lo pierde el jugador con más talento puro del plantel del Unicaja.

"Se cierra un círculo, un año después de que tuviera tantas molestias y tuve que parar, ha sido un año raro. Con mucho sufrimiento, ahora empiezo a ver la luz. La Copa del año pasado fue espectacular, es una de mis mejores experiencias de jugador profesional. Llegábamos cuando parecía que no teníamos mucho que hacer, nos habíamos metido por ser anfitriones e hicimos una grandísima Copa. ¿Por qué no repetirlo? Aunque será gente, es el torneo más bonito que podemos jugar, a ver si podemos la dar la sorpresa", afirma Jaime Fernández, que se ve cerca de su mejor forma física: "Me veo mejor, con más ritmo, más explosivo, volviendo a ser la idea que tengo en mente de mí. Me queda estar bien físicamente a tope. Van desapareciendo, pero sigue habiendo dolores. Estoy mejor, pero me falta un poquito, no creo que me quede mucho más".

"Presión no tenemos mucha. Sí que tenemos mucha ilusión, la presión es del Barça, que está construido para ganar títulos, sólo hay que ver qué jugadores tiene. Vamos con ilusión, con ganas de competir, sabiendo que no es un equipo invencible y que vamos a por todas. El vestuario está bien, animado, siente que ha roto esa barrera, ese negativismo de no ganar, de verlo todo negro. Está con mucha ilusión y haciendo mucho trabajo. Va a la Copa a competir al máximo", incide Jaime, que siente el calor de la marea verde, aunque sea a distancia: "La afición me ha mandado muchos mensajes por la ilusión de esta Copa. La gente, aunque no esté cerca físicamente, está con nosotros. Lo vamos a intentar al máximo. Málaga se merece una alegría como la que le dimos el año pasado. Sería justo hacer una gran Copa, que se sientan orgullosos y ojalá lo podamos conseguir".

Acerca de qué ha supuesto la llegada de Fotis Katsikaris al banquillo, Jaime Fernández dice que ha conectado "muy bien, ha llegado con ideas y frescura nueva. Estamos contentos, trabajando bastante duro y bien. Estoy jugando más de escolta, es algo diferente para mí esta temporada, pero no en mi carrera. Si cree que puedo ayudar de dos, estoy preparado para jugar de dos. Trabajamos mucho, con mucha constancia e intensidad, porque sabemos que hay urgencia de ganar. Estamos todos contentos y en el mismo barco subidos remando".

Enfrente, un gigante como el Barcelona convierte en ciclópea la tarea de tumbarle. "Del Barça es complicado destacar algo. Diría el bloque. Por muchos partidos que veo, en cada uno juega bien uno, en otro uno distinto, ninguno en especial destaca. Están todos muy involucrados. Es complicado meter mano a un equipo así. Es un equipo muy físico, tenemos que hacer un partido casi perfecto para poder ganar. Podemos perder con todos, pero también ganar a todos, no son invencibles. Si no confiásemos no viajaríamos. Respeto máximo, confianza máxima y vamos a intentar ganar", exponía el madrileño, al tiempo que explica cómo se puede igualar el físico rival: "Poniendo más de nuestra parte. El más alto y el más fuerte no siempre es el más físico. Se puede jugar físico siendo bajito y delgado. Hay que hacer un esfuerzo extra, tenemos nuestras armas, queremos implantar esta filosofía de Fotis, vamos en buena línea, creciendo, y confío en que vamos a plantear un partido físico nosotros. También inteligente, con nuestras armas. Si podemos llegar a final apretado, lo firmaba ya, pero hay que hacer muchas cosas previamente para conseguirlo. Que no jueguen cómodos, que no jueguen al contraataque y no sea un All Star, ahí no habría partido. Tenemos que jugar bien en ataque, competir hasta el final e igual ahí les entra esa presión que tienen por ganar títulos".

Mirotic, aunque Jaime destaca el bloque azulgrana, es la gran figura azulgrana: "Preocupa, como preocupan muchos jugadores. Marca la diferencia y es un jugador único en la Liga, pienso que es el mejor de la ACB ahora mismo. Tiene un talento único y especial e intentaremos frenarle lo mejor posible. Es complicado defenderle. Lo vamos a intentar lo máximo posible. Todos te pueden salir y ganar un partido. Pero es un jugador muy difícil de defender y hay que tenerle cuenta".

Por último, Jaime habló de cómo la falta de ambiente puede influir en una competición así. "La verdad es que no sé cómo me sentiré. La Copa lo asocias con pabellón lleno, aficiones juntas, se respira algo especial. Va a ser duro y triste y no sé cómo podremos abstraernos. Es la situación que tenemos que vivir. Hay que jugar, la vida tiene que continuar, pero va a ser complicado. Debemos centrarnos en el juego y esperemos que mejore cuanto antes todos y podamos jugar una Copa pronto con público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios