Unicaja

Katsikaris acelera con dos horas y media intensas de trabajo en pista

  • El técnico griego, que ya trabajó con el equipo el domingo tras jugar con el Betis, intenta acelerar la introducción de conceptos en pista

Katsikaris da indicaciones en la pista del Carpena. Katsikaris da indicaciones en la pista del Carpena.

Katsikaris da indicaciones en la pista del Carpena. / unicaja b. photopress

Nuevo entrenador, nuevos métodos, cambio de chip. El tiempo y los resultados dirán si es efectivo o no el relevo de Fotis Katsikaris por Luis Casimiro en el banquillo del Unicaja, pero el técnico nacido en Níkea se ha propuesto cambiar rápido todo lo que pueda para revertir una dinámica tóxica de 10 derrotas en los 11 últimos partidos, el postrero ya con él al comando. No hubo descanso tras día de partido, como suele ser habitual cuando hay la frecuencia viernes-miércoles de esta semana, y el domingo ya trabajó en el Martín Carpena al mediodía tras regresar desde Sevilla tras el partido. Y este lunes volvió la acción con una extensa jornada de trabajo en el Palacio, en la que pudo apretar más las tuercas.

Sesión de vídeo previa para corregir errores, sobre los que Fotis Katsikaris fue bastante explícito sin ser hiriente en la rueda de prensa posterior al partido en San Pablo, y salida a las 11:30 horas al parqué del Martín Carpena. Pasadas las 14:00 horas, los jugadores se retiraban. Mucha intensidad y correcciones, siempre con tono constructivo, del técnico griego. Ya avisaban Carlos Cabezas y Kostas Vasileiadis, ex cajistas que han trabajado para Katsikaris, de que se trabaja bastante. Una situación de crisis como la actual se multiplica. Con las bajas ya conocidas de Gal Mekel y Milosavljevic, Carlos Suárez va completando ya tramos de entrenamiento, aunque, en principio, aún no estará para jugar este miércoles ante el Nanterre, partido capital, como todos los que quedan de la Eurocup, para poder avanzar al Top 8, objetivo que hace un mes se veía muy realizable y ahora está tremendamente complicado.

Ha incidido Katsikaris en público en que no mira más allá del siguiente encuentro, la situación no lo permite. De Sevilla extrajo conclusiones y su mensaje fue claro para quien lo quisiera entender. "Tenemos un gran problema de gestión en nuestro ataque, lo cual conecta mucho luego con tu ánimo para defender. Malas decisiones, sin paciencia en muchos momentos cuando debíamos estar más equilibrados, pasar el balón mejor o buscar mejores opciones. En los dos últimos minutos la ansiedad y los nervios fueron decisivos. Ya tengo detectado qué tenemos que tocar para mejorar porque es importante la reacción, que juguemos un baloncesto correcto", decía tras perder ante el Betis.

Aunque se ha señalado, con razón, la defensa como el gran problema de este Unicaja por déficits físicos y también en actitudes concretas, en este periodo de crisis el ataque cajista se ha ido empobreciendo. Han pesado las bajas, claro está, en diversos momentos de Jaime Fernández, Alberto Díaz y Gal Mekel, hasta llegaron a coincidir los tres, en la dirección, algo que lamentó Luis Casimiro. Pero algunos hábitos adquiridos en el tramo en el que Darío Brizuela tuvo que hacerse cargo del mando en el puesto de base, en un ímprobo esfuerzo cuando no es su posición, permanecieron. Encauzar el enorme caudal ofensivo del vasco es una de las tareas de Katsikaris. También recuperar a Francis Alonso, desenfocado en el último mes, y a Axel Bouteille, del que se esperaba un protagonismo en su segunda temporada, pasada la adaptación, que no está teniendo. 

El reparto de roles es una de las asignaturas pendientes y, de las palabras de Katsikaris, se puede inferir que es algo en lo que se trabaja desde ya. Agresividad e intensidad, aunque se hicieron faltas de más en Sevilla y no se gestionaron bien las 'gratis', son innegociables. Ahí tiene ventaja Yannick Nzosa, que ya demostró el primer día del griego qué puede aportar. La reorganización de la rotación interior, sobre todo cuando regrese Carlos Suárez será también un interesante momento, a expensas de si se puede sacar a Gerun y fichar a un relevo.

En fin, ha comenzado la era Katsikaris y ya este miércoles sí se habrán celebrado tres sesiones más el tiro antes del encuentro ante el Nanterre. Aunque admitía el griego que no se puede hacer una revolución táctica, toca teclas para resetear a un equipo que tiene carencias, pero posee más nivel del exhibido en el último mes largo de competición. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios