Previa Unicaja-Mornar Bar

Cuidar la química (20:45)

  • El Unicaja recibe al Mornar Bar ya con la clasificación asegurada para el Top 16 pero con la idea de mantener el estado de gracia hasta el parón de la próxima semana

Los jugadores del Unicaja, ayer, antes de la visita del Mornar Bar. Los jugadores del Unicaja, ayer, antes de la visita del Mornar Bar.

Los jugadores del Unicaja, ayer, antes de la visita del Mornar Bar. / M. H.

El frágil equilibrio de la química, de la “atmósfera” a la que se refería Luis Casimiro en la víspera del partido ante el Mornar, exige trabajado cotidiano. Es tentador bajar el pistón cuando llega al Carpena un equipo sin pedigrí. Pero en este arranque tan cautivador del Unicaja apetece ver también los encuentros que no son tan sugerentes a priori como el de esta noche (20:45 horas, Teledeporte). El asunto es que juega el Unicaja, no que viene el Mornar Bar.

Viene una semana un tanto rara, se ve una orilla el próximo sábado con el parón que viene después de dos semanas. Relativo parón, porque más de media plantilla se diseminará por España y América. Caracas, Ankara, Sao Paulo, Tel Aviv, Espoo o Tblisi verán a jugadores del Unicaja la siguiente semana. Un paréntesis que, sobre el papel, no viene bien vista la tendencia que lleva el equipo.

Pero el calendario es el que es para todos. Y hay que rematar este primer tercio de temporada con las mejores sensaciones, con esa construcción cotidiana de la química que debe valer para competir en escenarios de máxima exigencia. No se acciona un botón y se acciona. Pasarse de revoluciones en el momento menos importante también puede ser contraproducente, pero la gestión hasta ahora de Luis Casimiro merece un crédito importante.

Por Málaga comparece el Mornar Bar, campeón de Montenegro por delante del Buducnost, que este año juega la Euroliga por ganar la Liga Adriática. Aún tiene opciones de clasificarse para el Top 16, que crecerían bastante si dan un pelotazo en Málaga. Se ha reforzado con dos jugadores interesantes. Bobby Brown es un base de calibre de Euroliga en sus mejores días y Landing Sané hizo el año pasado cosas interesantes en Andorra. Son las adiciones que ha realizado en las últimas semanas a la columna vertebral que comenzó la temporada.

Una victoria propia o una derrota del Frankfurt garantizaría la segunda plaza del grupo y llevaría a decidir en Kazán el liderato, ya después del parón para las ventanas. No se colige aún ningún beneficio entre quedar primero o segundo para los posteriores cruce del Top 16, donde la importancia de los encuentros crecerá de manera sustancial. En los otros grupos hay más igualdad (sólo Unicaja, Unics y Lokomotiv han perdido un partido en toda la competición) y queda tela por cortar.

A la espera de que Alberto Díaz llegue tras el parón para subir las revoluciones del equipo, buen momento para repartir minutos, siempre pensando en que el partido importante de esta semana es el duelo del sábado ante el UCAM Murcia, que ayer ganaba un duelo de bastante nivel en Turquía en la Champions League. Mientras se prolongue el estado de gracia del Unicaja, bienvenido sean estos partidos, aunque el rival no vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios