NCAA

La decisión de Alessandro Scariolo de estar un año sin jugar

  • El malagueño no disputará partidos oficiales con Manhattan Jaspers en la NCAA y utilizará este año como etapa de adaptación al sistema americano

Alessandro Scariolo, con el título de campeón de Europa sub 18. Alessandro Scariolo, con el título de campeón de Europa sub 18.

Alessandro Scariolo, con el título de campeón de Europa sub 18. / fiba

Alessandro Scariolo abandonó el Unicaja tras terminar su etapa junior y emprendió una nueva aventura en su incipiente carrera. El malagueño se unió a los Manhattan Jaspers de la NCAA para continuar con su interesante progresión y lleva ya más de un mes en Nueva York en su nueva universidad. Queda poco para el inicio de la competición, pero el hijo de Sergio Scariolo ha comunicado en su cuenta de Instagram que ha decidido no competir en este curso de cara a facilitar su adaptación a un nuevo entorno. Es algo similar a lo que hicieron Francis Alonso, Rubén Guerrero y Jesús Carralero antes, aunque ellos se fueron a una Prep School donde sí jugaron partidos. El base lo hará dentro del equipo en el que estará en el ciclo académico, no computándole así el año deportivo. 

El joven informaba de su decisión en una especie de comunicado. "Hola a todos, quería anunciar que esta temporada que viene será para mí un año redshirt, en el cual por tanto no jugaré partidos oficiales. No ha sido una decisión fácil el elegir estar un año sin jugar ningún partido, sin embargo, estoy convencido de que es la mejor decisión que he podido tomar ya que tendré un año entero para utilizar como un Prep Year y exclusivamente mejorar como jugador y adaptarme al sistema americano. Además, mantendré los cuatro años de elegibilidad (sin contar esta temporada) por lo que, en mi opinión, son todo ventajas. Vamos a ello", publicaba Alessandro Scariolo. 

Una postura valiente la del malagueño, que hablaba de su llegada a Estados Unidos poco después de ser campeón de Europa sub 18 con España. "Muy contento, con muchas ganas de dar este paso, como ha hecho mucha gente, y después volver a Europa. Tengo muchas ganas de ir porque es algo diferente. Puedo compatibilizar los estudios con jugar de manera alta y es algo que creo que es necesario para un deportista de un nivel que tenga la oportunidad de hacerlo y quiera estudiar", decía en una entrevista con este periódico, justo antes de anunciar que elegía a los Japers, donde es muy valorado. "Ale tiene un gran pedigrí, siendo hijo de un entrenador con un alto coeficiente intelectual de baloncesto. Tiene una excelente ética de trabajo. Estamos emocionados de que se una al programa por su crecimiento y desarrollo en los años venideros", aseguraba sobre él su nuevo entrenador, Steve Masiello

Rubén Guererro ya sabe lo que es estar un año sin jugar, después de cambiar South Florida por Samford, cuyos meses aprovechó para dar un empujón a los estudios. "Me metí mucha caña y saqué bien las clases, me ayudó a estar ahora más relajado. Ahora tengo menos exámenes y tareas y estoy más concentrado en el baloncesto", aseguraba el ahora pívot del Unicaja. Es uno de los caminos que puede tomar Ale Scariolo, que tomó una decisión importante en su primer año senior. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios