Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

NBA Un anillo para Sergio Scariolo

  • Los Raptors consiguen el título de la NBA tras derrotar a los Warriors con el técnico afincado en Málaga como parte integrante de su cuerpo técnico

Sergio Scariolo, con el Trofeo Larry O'Brien de ganador de la NBA. Sergio Scariolo, con el Trofeo Larry O'Brien de ganador de la NBA.

Sergio Scariolo, con el Trofeo Larry O'Brien de ganador de la NBA. / @sergioscariolo

Antes del inicio de esta final de la NBA, Sergio Scariolo hablaba en este periódico sobre cómo era su vida en los Raptors y en Toronto. Lo hacía derrochando ilusión, como un niño en un parque de atracciones explicando su importante rol en el cuerpo técnico de Nick Nurse, el entrenador novato de los Raptors. Se ha encargado de organizar el ataque del equipo en los últimos meses. Un guión de película le tenía reservado engarzarse un anillo de campeón después de que los canadienses derrotaran en Oakland en el sexto partido de una serie tremenda, ante unos Warriors mermados por las lesiones pero terriblemente orgullosos para negar la derrota.

Relataba Scariolo que sus primeros recuerdos de NBA eran vídeos del Doctor J (Julius Erving) y sus mates espectaculares con los Sixers allá a inicios de los 80, cuando coqueteaba ya con la idea de convertirse en entrenador. 40 años después se veía en el podio del Oracle Center festejando un título de la NBA. Puede hablar de ello con su amigo Juanma Rodríguez, director deportivo del mejor Unicaja y ahora en el Betis, que también recibió un anillo cuando los Cavaliers ganaron en 2015 y él trabajaba como consultor en Europa de la franquicia de LeBron James. Como nexo común, las dos únicas derrotas de los Warriors en este lustro brutal en el que han cambiado el baloncesto.

Hijo Adoptivo de Málaga, Scariolo (Brescia, 1961) lleva un tercio de su vida con la Costa del Sol como ancla vital, pero tuvo su primer contacto con Málaga en 1986. Ciudad Jardín era una de las sedes del Mundobásket, con la EEUU de David Robinson, Tyrone Bogues, Sean Elliott, Brian Shaw, Kenny Smith... Y Steve Kerr, el técnico de los Warriors que hincaron la rodilla tras un ejercicio de pundonor. Estaba también Italia y aquí vino con 25 años Scariolo. Trabó amistad con Mike Fratello, entonces técnico de los Atlanta Hawks y Ettore Stecchini, propietario de la Pizzería Trastevere en La Malagueta. Desde entonces tuvo contacto con la ciudad del equipo al que entrenó desde 2003 a 2008 y que se convirtió en el lugar en el que, como ha reconocido en alguna entrevista, tiene previsto envejecer.

Y en Málaga se celebra el anillo de Scariolo como el de un malagueño. "Felicidades, Sergio Scariolo, campeón de la NBA, que sigue ampliando su enorme palmarés. El Unicaja y la afición de Málaga se alegran muchísimo de este gran éxito", era el mensaje del club hacia el entrenador más laureado de su historia, el de la Copa, la Liga y la Final Four, pico máximo de la entidad. Su palmarés empieza a dar miedo. Tres títulos en Europeos y plata y bronce olímpicas con España, títulos de Liga y Copa en Italia y España... Y un anillo.

"Nunca dejes que alguien te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera tú mismo. Tienes un sueño, tienes que protegerlo. Tú quieres algo, ve a cogerlo", era el mensaje de Scariolo en redes pocas horas después de conquistar el título de la NBA, posando con el Trofeo Larry O'Brien, que recibe el nombre del Comisionado que cambió el destino de la NBA. A mediados de los 70 rivalizaba con la ABA por ser la mejor liga en Estados Unidos.

Siempre estudioso de nuevas tendencias en el juego, Scariolo ya tuvo contacto directo con la NBA en la transición entre ser entrenador del Madrid y del Unicaja. Estuvo viendo cómo funcionaban los Nets y, contrariamente a otros colegas europeos, siempre ha mostrado su respeto y consideración a la mejor liga del mundo. Un detalle significativo, en la celebración del título de Liga en Vitoria, reconocía que había cogido alguna idea táctica mientras veía la final entre Miami y Dallas que finalizó el día antes. También decía hace un par de semanas que la ingente cantidad de datos a disposición ha cambiado su percepción sobre distintas situaciones del juego, caso del uso del triple y la media distancia.

Con la antena puesta desde Toronto sobre lo que sucede en España pensando en el próximo Mundial de China, no habrá demasiado descanso para el italiano, que tiene su clinic, apadrinado por la Fundación Cesare Scariolo, nombre en honor a su padre, que hace labor social con los niños enfermos de cáncer en la provincia, que a final de mes en Marbella tiene de cartel a Pablo Laso, Carles Duran y Germán Gabriel. Justamente, el ex pívot cajista ha sido el entrenador este año de su hijo Alessandro, que acaba su etapa junior tras cinco años en el club.

Para preparar ese Mundial, con Málaga de uno de los puntos de visita de la selección en ese recorrido en un torneo del 9 al 11 de agosto, Scariolo tendrá a su guardia malagueña. El técnico Ángel Sánchez Cañete, el preparador físico Enri Salinas y el doctor Carlos Salas, que estuvieron con él en la época dorada del Unicaja, forman parte de su cuerpo técnico. Vendrá Scariolo con ese anillo de campeón de la NBA.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios