Unicaja

Un arranque inédito

  • Sené, Pablo Sánchez y N´Zosa, con los de Casimiro en el arranque de la pretemporada que será el viernes a las 11:00 horas

  • Sin ventanas internacionales, con la plantilla cerrada y todo el plantel, Abromaitis y la vuelta al Carpena son las novedades

Luis Casimiro entrando a Los Guindos antes de un entrenamiento con el Unicaja. Luis Casimiro entrando a Los Guindos antes de un entrenamiento con el Unicaja.

Luis Casimiro entrando a Los Guindos antes de un entrenamiento con el Unicaja. / javier albiñana

Llegó el día. El Unicaja tenía esta semana como un tiempo para el desembarco de todas sus piezas, los análisis serológicos, los PCR, las pruebas físicas y el reseteo de las vacaciones. El conjunto malagueño tiene por delante poco más de un mes para competir, cifra de días muy parecida a la de cursos anteriores, pero con la salvedad de que no habrá ventanas internacionales que impidan al cuerpo técnico dirigido por Luis Casimiro trabajar con la plantilla al completo.

Sin contratiempos, con la plantilla cerrada y un grupo en el que sólo hay una pieza nueva que no conozca los métodos del entrenador manchego, el retorno al Martín Carpena será la única novedad con respecto a las sesiones llevadas con anterioridad antes de la fase final del pasado curso disputada en la burbuja de Valencia. El pabellón malacitano volverá a ser el cuartel general del Unicaja, una vez completados todos los protocolos e instaladas las novedades necesarias para evitar la propagación de la Covid-19.

Luis Casimiro contará con todos excepto Volodimir Gerun que se podrá incorporar al resto del grupo el sábado si es que no da positivo en las pruebas de Covid-19. El pívot fue el último en llegar y mañana viernes se sabrán los resultados de los segundos análisis a los que ha sido sometido. Si todo va bien, el sábado se unirá al resto de la plantilla y confirmará una situación extraña en el baloncesto: un equipo completo, con fichajes e internacionales a mediados de agosto.

El año pasado, el equipo funcionó de manera similar. El 16 de agosto el grueso de la plantilla comenzó los entrenamientos, pero Casimiro no pudo contar con gran parte de efectivos: se estaba preparando el Mundial de China y Jaime Fernández (España), Adam Waczynski (Polonia), Dragan Milosavljevic (Serbia), Melvin Ejim (Canadá) y Deon Thompson (Costa de Marfil) no estaban disponibles para trabajar con el Unicaja. Es más, la llegada de los internacionales fue tardía y dejó poco tiempo para que se ensamblaran al equipo.

Hoy, el coronavirus ha dejado un panorama muy distinto para los equipos y las competiciones internacionales. El Unicaja vuelve al trabajo sin más cortapisas que las lesiones de larga duración de Jaime Fernández y Dragan Mirosavljevic. Para estas sesiones de inicio del curso, Casimiro contará con los canteranos Pierre Sené, Pablo Sánchez y Yannick N’Zosa, tres elementos que ya estaban en la órbita de la primera plantilla y que serán utilizados a lo largo del curso como jugadores de apoyo para el plantel del preparador manchego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios