Unicaja

Así llega el Casademont Zaragoza: un borrón antes de verse con el Unicaja

  • Los de Porfi Fisac perdieron en Manresa después enlazar siete victorias entre ACB y FIBA Champions League

Dylan Ennis, en un momento del duelo en el Nou Congost. Dylan Ennis, en un momento del duelo en el Nou Congost.

Dylan Ennis, en un momento del duelo en el Nou Congost. / acb photo

Ya no hay más frente que la Copa del Rey. Se difumina el horizonte y todos lo sentidos están puestos en el torneo que va desde el jueves al domingo en Málaga. La próxima vez que el Unicaja salte a la pista lo hará para medirse al Casademont Zaragoza en los cuartos de final, este viernes a las 21:30 horas. Perdieron en Bilbao los cajistas, que llegan con derrota a uno de los puntos culminantes del año. También lo hará su rival, el conjunto maño. El Baxi Manresa pasó muy por encima de los de Porfi Fisac, en uno de los pocos partidos de la temporada donde la victoria no ha sido accesible para ellos. Un 85-67 que deja pocas dudas. Un traspié antes de empezar a escalar un puerto. 

Los zaragozanos han completado un enero notable, muy cerca del sobresaliente. 11 partidos, con sólo tres derrotas. Un mes inmaculado en la FIBA Champions League, tercera competición continental, donde quedaron campeones de grupo. Ahora afrontan los octavos de final del torneo, en una serie al mejor de tres partidos donde tendrán el factor pista. Su contrincante saldrá del siguiente trío: Lietkabelis (Lituania), Banvit (Turquía) y Peristeri (Grecia). Las tres derrotas cayeron en la ACB (además de la de Manresa, ante el Andorra y el Tenerife en el Príncipe Felipe). Aún así, el Casademont marcha tercero (15-6), a la estela de los dos clubes de fútbol. Pese a jugar las semifinales el curso anterior, están por encima de las expectativas. Ganan, hacen un gran baloncesto y son una buena plataforma para muchos jóvenes de la cantera. Josep Fermí Cera, el último en debutar. 

Zaragoza vuelve a vibrar con su equipo de baloncesto, el de fútbol también da alegrías esta temporada, y vela armas para una oportunidad casi histórica. El lado del cuadro es idóneo para plantarse en la final. El colectivo es una de las grandes armas de Fisac, con algunos nombres por encima en los números. Ennis, que llegó para ocupar el hueco de Seibutis (el lituano y Justiz estarán fuera por lesión varios meses), sobresale con 12 puntos y 3.8 rebotes para 14 de valoración. También Benzing (10.6 y 2.1), Radovic (10.6 y 5.2) y Seeley (11.7 y 3). Lucen menos las estadísticas de otros imprescindibles como Alocén, Barreiro, Fran Vázquez, San Miguel o Brussino. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios