Horario y previa del ratiopharm Ulm-Unicaja Símbolo de madurez (19:15)

  • El Unicaja visita al ratiopharm Ulm, una buena piedra de toque para evaluar la mejoría cajista

  • Es el primero de los partidos de una maratón de máxima exigencia que se viene

Piña de la plantilla en el Carpena tras un entrenamiento. Piña de la plantilla en el Carpena tras un entrenamiento.

Piña de la plantilla en el Carpena tras un entrenamiento. / unicaja b. photopress

Hace tres semanas que el Unicaja no viaja por Europa. La última vez fue a Bar, donde firmó uno de los días más esperpénticas de lo que va de temporada. Queda lejano aquello visto con perspectiva. Mejoró mucho el equipo malagueño después de tocar fondo horas después con el Baxi Manresa en el Carpena. Metió en el zurrón victorias de prestigio y hoy el aire es otro. Pero hay que demostrarlo en escenarios de exigencia. Es una buena prueba de nivel este partido en Alemania.

Quedó claro el domingo que aún se está un paso por detrás de varios clubes en España. No obstante, hay tiempo para recortar, por más que la plantilla cuente con defectos de nacimientos difícilmente resolubles. Pero eso es harina de otro costal. Hay expectación por ver qué versión muestra el conjunto cajista en Ulm, una pista donde se le va a requerir de un nivel alto. El ratiopharm está rindiendo bien en la Copa germana y tiene necesidad en la Eurocup. Se le escapa el Top 16, por más que no sea un objetivo principal.

Ha juntado Jaka Lakovic, que tiene madera de entrenador, un equipo interesante. Hay piezas de proyección como Troy Caupain (MVP de la primera jornada), Aric Holman u Osetkowski. Tienen buenos números y están evolucionando mucho. El 1-3 les condiciona, pero también obliga a que saquen lo mejor de sí mismos. Mientras, el esloveno sigue moldeándose en los banquillos. Creció como ayudante de Igor Kokoskov (fueron campeones de Europa) y de Carles Durán. Emprendió hace un año está aventura en solitario después de una primera fallida en Bilbao, donde cogió el testigo de Mrsic.

El Unicaja entra desde hoy en una centrifugadora que le va a poner a prueba. Cuatro partidos de miércoles a martes. Tres fuera del Carpena. Una exigencia muy alta para ver cómo responde el equipo malagueño, para ver si esa mejoría es tal. Hay menos urgencias en la Eurocup, donde la primera fase cuenta menos, pero en la ACB hay poco margen de fallo para la Copa. Y espera el Casademont Zaragoza y el Obradoiro.

Se quedaron en Málaga Gal Mekel y Jaime Fernández, que es difícil que ayuden en este tramo. Podría esperarse la vuelta del israelí, pero aún tiene molestias. También el canterano Rafa Santos, que tampoco viajó. Habrá que ver cómo sale de esta Alberto Díaz, que está siendo exprimido por Luis Casimiro, medias de 30 minutos, dadas las circunstancias. Con gasolina, está siendo uno de los pilares cajistas.

Se espera un paso adelante de sus compañeros de baile en la línea exterior. Brizuela, salvo excepciones, está respondiendo. Incluso con minutos como director. Se le pise más continuidad a las metralletas, Francis Alonso, Waczynski y Bouteille. Más regularidad, sobre todo en la anotación. Por dentro está por ver qué pasa con Carlos Suárez, una vez Gerun está fuera de la rotación por el momento. No debe pasar a más lo del capitán, que lo lógico es que vaya recuperando su estatus con el paso de los partidos. Por lo pronto, el ratiopharm Ulm es una buena piedra de toque. Símbolo de madurez.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios