Unicaja

Katsikaris: "Era falta clarísima, Davies le agarra la camiseta a Abromaitis"

  • El griego habla sobre la jugada con la que forzó la prórroga el Unicaja, donde los colegiados no vieron falta

Katsikaris observa el partido desde la banda del WiZink Center. Katsikaris observa el partido desde la banda del WiZink Center.

Katsikaris observa el partido desde la banda del WiZink Center. / acb photo

El Unicaja le compitió de tú a tú al poderoso Barcelona, que se vio contra las cuerdas y necesitó de su versión más competitiva para eliminar al equipo malagueño. "Estuvimos muy bien preparados para este partido. En el primer cuarto jugamos un baloncesto espectacular, nuestra defensa y concentración. El Barça es un gran equipo y reaccionó, tienen jugadores con una capacidad anotadora muy alta. Nosotros perdimos un poco el ritmo, nuestra fluidez en ataque. Cometimos errores evitables. En el descanso les dije que el Barça saldría con el cuchillo entre los dientes, que nos podían sacar de la pista. Hicimos un tercer cuarto muy bueno. En el último cuando se fueron por ocho, y por eso me quedo con esto porque teníamos baches y perdíamos la confianza, estoy muy orgulloso porque creo mucho en el equipo. Dimos un paso de gigante", comenzaba Fotis Katsikaris en rueda de prensa. 

"Quedaban cinco minutos y el partido parecía sentenciado y encontramos la fuerza para igualar con el último partido de Tim", continuaba el entrenador cajista, que era claro sobre la última jugada del tiempo reglamentario: "Era falta clarísima. Se ve en la tele. Davies le agarra la camiseta. Luego vamos a la prórroga. Estoy contento, muy feliz por el grupo. Empatamos el partido y nos deben un tiro libre. En la prórroga metieron dos canastones con Higgins bien defendido. Cuando me echaron ya no estábamos. Estoy muy contento, pero muy jodido por el resultado porque tuvimos opciones de ganar. Jugamos un partido muy bueno. Tiene que ser el partido en el que tienen que creer en sus cualidades. Tenemos mucho margen de mejora, soy honesto. Es una lástima no haber ganado, pero seguimos". 

No quiso pronunciarse mucho más sobre la actuación arbitral, aunque lanzó algunos dardos de manera elegante. "El arbitraje no voy a decir nada. No merecía este partido acabar así, sin duda que no. El protagonismo lo tienen que tener los jugadores, nadie más", decía el técnico cajista, que hablaba sobre el partido de Brizuela: "Seguro, debe ser así. En un partido que pierdes así un jugador tiene que salir más fuerte y crecer y madurar. Brizuela hizo un partidazo, nueve pérdidas. Tiene tanto talento con el balón en sus manos y podía tomar unas decisiones para ser un gran jugador. Es un proceso y lo pagamos de esta manera. Es un proceso. La gente que tiene el balón para crear y anotar hay cosas que mejorar, de quedarnos con el vídeo horas y horas. Ahí crece un jugador, ahí madura. Darío tiene un talento enorme, también el carácter". 

Katsikaris ahondaba más en ese desarrollo del vasco, gran nombre propio de la noche. "Estoy con él desde el día uno, le apreto mucho para mejorar y ser más exigente conmigo mismo. Para que no se quede contento con una buena actuación. Para ser un jugador completo, ninguno creo que le metió tanto al Barça de todos los colores además. Saras hizo todo lo que pudo. Ahora para ser un jugador completo, un grandísimo jugador tiene que trabajar mucho en la toma de decisiones. Mete tiros muy complicados. No se queda feliz con la actuación de hoy. Hizo un gran partido y gracias a él estuvimos al final. Tengo plena confianza en él. Se tiene que exigir más que yo le exijo, tiene un margen de mejora tremendo", remachaba. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios