Unicaja

Un quebradero de cabeza

  • El equipo malagueño no tuvo en ningún partido de la temporada por lesiones a todos sus jugadores disponibles, sin contar en este caso a Dragan Milosavljevic

Jaime Fernández, Alberto Díaz y Dragan Milosavljevic, tres de los afectados por las lesiones. Jaime Fernández, Alberto Díaz y Dragan Milosavljevic, tres de los afectados por las lesiones.

Jaime Fernández, Alberto Díaz y Dragan Milosavljevic, tres de los afectados por las lesiones. / marilú báez

El Unicaja jugó en esta temporada 27, 17 de ACB y 10 de la Eurocup. El balance es de 16-11, lo que se traduce en un 60% de victorias. Un buen porcentaje, ensuciado por la dinámica del último mes. Una de las aspectos con el que ha tenido que convivir el equipo malagueño desde el inicio de la campaña es con las lesiones, algo inherente al deporte por otro lado. La realidad es que en ninguno de esos encuentros Luis Casimiro tuvo disponible a toda la plantilla. De la ecuación se saca a Milosavljevic de manera lógica porque el serbio es una lesionado de larga duración. Un dato objetivo, pero que tampoco debe valer en un club de este calibre para justificar tendencias. No obstante, es un tema que también se vivió de manera dura en las dos últimas temporadas, por ejemplo.

Hasta el momento son cinco los jugadores, a excepción del alero balcánico, que se perdieron algún encuentro del conjunto cajista. El que lidera esta particular clasificación es Gal Mekel, con 19. Por detrás están Jaime Fernández (13), Carlos Suárez (9), Alberto Díaz (8) y Axel Bouteille (2). La cuenta de Milosavljevic, como ya es sabido, asciende hasta los 27.

La situación de Gagi es muy complicada. El alero se lesionó en el verano de 2019 con su selección del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y desde entonces se anda recuperando, ya que el confinamiento cambió los plazos. Sucede que este diciembre también se operó de una rotura de menisco porque la zona le seguía produciendo problemas. Lo estimado, el club no ofreció tiempo de recuperación, es que sean 2-3 meses más en el dique seco. Va camino de dos años sin jugar un partido.

Ahora mismo, junto a él, la enfermería tiene bullicio. No está disponible Alberto Díaz, que hace un mes se dañó el bíceps femoral de su pierna izquierda. La estimación eran seis semanas, por lo que quedarían dos para volver si todo marcha según lo previsto. Con suerte, para el último partido de la primera vuelta del Top 16. Mekel reapareció tras varios meses de ausencia por una rotura en el adductor de la pierna izquierda y pronto se rompió en Brescia el segundo metacarpiano de su mano izquierda. Tras ser operado, aún le queda en torno al mes de recuperación. Había ganas de verle con continuidad, pero está siendo imposible. Pudo jugar 8 partidos. El último en unirse fue Carlos Suárez, además en un momento donde estaba ganando protagonismo tras una situación extraña. El gemelo de la pierna derecha vuelve a ser un quebradero de cabeza para él con otra rotura de fibras. En un mes, justo para la Copa, debería estar óptimo para competir.

Es curioso, y a la vez habla bien de la responsabilidad de los protagonistas por otra parte, que la gran mayoría de las ausencias están siendo por el azar de las lesiones y no por contagios por COVID-19, uno de los grandes temores de todos los clubes desde que estalló la pandemia a nivel mundial. Y más en el caso del Unicaja, que hizo cinco viajes por Europa en la Eurocup, algunos a países donde el virus fue virulento. Cuatro casos ha habido desde marzo en el equipo malagueño, siendo uno de ellos un efecto colateral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios