Unicaja

Un positivo en las pruebas de coronavirus en la cantera del Unicaja

  • El club decidió realizar un cribado previo al inicio de los entrenamientos

  • Un jugador, que estuvo en contacto fuera de Los Guindos con otras jugadoras, está aislado asintomático

  • Esta semana próxima arranca el junior masculino y el senior Femenino

Perspectiva de Los Guindos. Perspectiva de Los Guindos.

Perspectiva de Los Guindos.

El Unicaja ha realizado pruebas de coronavirus a todos sus jugadores de cantera (también técnicos y personal que pueda estar en contacto con ellos) antes de iniciar el trabajo, previsto para la próxima semana en Los Guindos. Los tests, realizados en la Clínica El Pilar, han sido serológicos (de sangre) y sólo uno de los jugadores entre el centenar de pruebas ha dado positivo. Una vez salió, se le practicó la PCR, que ratificó el contagio. Está bien, asintomático, pero aislado en casa cumpliendo el recluimiento obligatorio que dicta el protocolo.

El jugador había estado en contacto, fuera de Los Guindos, con jugadoras de otro equipo del club, lo que lleva, aunque ellas han dado negativo en las pruebas, a que también deban cumplir su particular cuarentena. Un porcentaje mínimo de contagio, pero este cribado previo del club ha servido para evitar que se propague de primeras. En cualquier caso, es una fotografía de lo enrevesado de la situación, en víspera también del inicio de los colegios e institutos. La idea del Unicaja es repetir periódicamente los test, pero refleja la difícil problemática para el resto de clubes, que no tienen esos medios para realizar ese control. De hecho, el test previo es una medida preventiva realizada por el Unicaja que no contempla el citado protocolo de la Junta.

El club cajista tiene un protocolo basado en el de la Federación Andaluza que aprobó la Junta, pero más restrictivo aún, con conceptos del que también publicó el Consejo Superior de Deportes y puntos propios que intentan contemplar los distintos casos. Para los equipos de cantera se seguirá el protocolo de la ACB adaptado a la realidad. Los responsables médicos del club están realizando charlas con los jugadores, también con los padres, para darles pautas de conducta y concienciación para que se pueda desarrollar, con la máxima normalidad posible, el trabajo de niños y niñas en pista. De momento, se contempla de manera individual y sin contacto (por ejemplo, 5x0) en las primeras semanas, según lo aprobado por la Junta.

En Los Guindos se tomará la temperatura, también se habilitará una puerta de entrada diferente para que los jugadores del Unicaja no coincidan con los de la EBG, que también tiene previsto su arranque la próxima semana. Los niños de cantera pueden interactuar entre sí si son del mismo equipo fuera de los entrenamientos, pero no pueden hacerlo con los de otros equipos. Además, los vestuarios estarán cerrados. Sólo se usan para entrar al baño, pero no para cambiarse. Los jugadores deberán venir vestidos ya de casa y ducharse allí. En el protocolo en el que ha trabajado el Unicaja se contempla cuándo un equipo debería dejar de entrar, con dos o más positivos, y hasta si se debería cerrar Los Guindos si la situación se descontrolara.

En el equipo senior femenino, que aún no ha recibido a todas las jugadoras, ya las malagueñas o residentes hicieron los preceptivos tests previos para el trabajo y comenzará a trabajar esta próxima semana en pista. Igualmente, el equipo junior masculino también tiene previsto hacerlo este lunes. Para el resto de equipos se empezará entre finales de la semana próxima y comienzos de la siguiente, ya según el horario configurado. Esta situación es uno de los motivos por los que se decidió reducir el número de equipos de cantera esta temporada, prescindiendo de los de primer año, aunque se seguirá manteniendo controlados a jugadores en la edad cadete en la EBG. Hay que dejar un tiempo entre que acabe un equipo y pueda entrenar el siguiente de desinfección. El Unicaja Femenino senior ya comenzó a entrenar el año pasado en horario matinal y puede tener su cierta independencia.

La duda está en si podrá arrancar la competición en categorías inferiores. La Federación Madrileña ya ha postpuesto un mes el inicio (previsto para octubre en Andalucía también), hasta noviembre. Dilatar el inicio de la competición es una medida que se baraja y que suena cada vez más para arrancar ya en 2021 con formatos más reducidos, siempre, claro, pendientes de la evolución de la pandemia. Ello afecta también a la Liga Femenina 2, la LEB Plata, la EBA o la Primera Nacional, categorías superiores pero en las que se está a la espera de directrices más claras de la FEB o la FAB. Las respectivas federaciones también se ven en una tesitura complicada desde el punto de vista económico. Las fichas e inscripciones de los clubes sufragan las estructuras. A su vez, la pervivencia de los clubes de base depende de las cuotas que se pagan. El Unicaja tiene músculo financiero para aguantar e invertir en prevención, pero por abajo es todo mucho más complicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios