Fichajes Unicaja Baloncesto

Rafa Martínez como señal inequívoca

  • El interés por el escolta catalán demuestra que el Unicaja está buscando un jugador para el perímetro

Rafa Martínez hace un gesto a cámara durante la fase final de la ACB. Rafa Martínez hace un gesto a cámara durante la fase final de la ACB.

Rafa Martínez hace un gesto a cámara durante la fase final de la ACB. / acb photo

El mercado europeo está en plena ebullición y ahí maneja sus hilos el Unicaja, que busca reforzarse para armar el nuevo proyecto, que volverá a liderar Luis Casimiro. El foco principal está en la contratación del ala-pívot. Sin duda, el gran movimiento del verano dada la columna vertebral que tenía el equipo malagueño de la ya pasada campaña. Pasó todas las cribas Tim Abromaitis, con el que se tiene perfilado un acuerdo por dos temporadas. Quedan varios asuntos por cerrar, siendo su desvinculación del Zenit lo indispensable. Los rusos no cuentan con el estadounidense y ya han sonado nombres para esa posición. Si nada se tuerce, será nuevo integrante cajista. Su firma es cuestión de horas. Hay expectativas en este jugador de 30 años, que cumple con los requisitos que se demandaban y que debe dar un salto de calidad. 

Pero aunque de puertas hacia afuera se quisiera mostrar eso, no es el único frente que se trata en Los Guindos en materia de fichajes. Además de la negociación abierta para la renovación de Waczynski (el alero está madurando la propuesta, bastante inferior a sus emolumentos anteriores y con el asterisco fiscal al llevar tantos años en España), arde más madera. El ofrecimiento de Ben Lammers destapó el tarro de las esencias y el interés por Rafa Martínez, con oferta sobre la mesa según el periodista Óscar Herreros, son señales inequívocas de que hay más movimientos. Salvo sorpresa, el escolta catalán tiene decidido firmar por el Baxi Manresa, en el que comenzó su carrera. Casualidad del destino, era Casimiro el que lo entrenaba, aunque no el que lo hizo debutar. Pese a todo, esa atención a su situación es un síntoma inequívoco. 

El Unicaja anda buscando un jugador para el perímetro, en una operación que, en principio, es independiente de la continuidad del polaco. Terminará en la llegada de un jugador o no, pero la maquinaria está funcionando. Resulta que hay dudas con las recuperaciones de Jaime Fernández y Dragan Milosavljevic. El madrileño evoluciona favorablemente, algo peor el serbio porque el coronavirus ha retrasado su recuperación al no poder tratarse bien. Ambos no comenzarán la pretemporada con sus compañeros y deberán subirse al barco en movimiento. Se trata de dos lesiones complicadas y ahora hay que ver el tiempo que necesita cada uno de ellos para coger el ritmo competitivo. La ACB comenzará entre el 12 y 19 de septiembre y la Eurocup el 30. Lo más probable es que no se pueda contar con ellos para los primeros meses de competición. Ese es el escenario que se maneja y en esas no hay certeza de que el juego exterior con el que se contará será suficiente para afrontar dos competiciones. En el tramo hasta que vuelvan pueden jugarse más de 15 partidos, que ya es un desgaste importante. 

De bases estarían Alberto Díaz y Mekel, de escoltas Brizuela y Francis Alonso y de aleros Bouteille y Waczynski, siempre que renueve este último. Por número pudieran parecer idóneos, pero hay varios asteriscos teniendo en cuenta que la exigencia va a ser alta desde el inicio. El más claro parece el de Francis Alonso, que aún no jugó un partido con el primer equipo cajista. Este movimiento de búsqueda de un exterior choca con el reconocimiento público de que se tiene confianza en él. Cierto es que hay que testarlo aún en el primer nivel. Si se diera este fichaje, además de las vueltas de Jaime y Gagi, sus minutos estarían muy caros. Se le quiere dar la ficha 13, aunque esas lesiones le abrían la puerta para poder coger kilómetros. Si llega un escolta, su situación cogería un giro. 

Habrá que ver cómo evoluciona la situación, pero la realidad es que el Unicaja está tanteando el mercado de exteriores. La coyuntura, después de la pandemia, es especial y puede que haya jugadores que eran inaccesibles hace unos meses no lo sean tanto ahora. También que el grueso del presupuesto ya está invertido en los jugadores con contrato y que no se piensa en dispendios. Pese a ello, hay jugadores sugerentes en el mercado que podrían ver con buenos ojos continuar con su carrera en Málaga. Habría que ver también su encaje en los planes de Casimiro. Sea como fuere, un verano que parecía tranquilo no va a serlo tanto. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios